logo-motorblog
fullbanner
síguenos en:twitterfacebookyoutube
Tendencias
Share on Facebook

 

¡Manejamos los nuevos Freightliner!

Conducir un camión no es tan complejo como parece; nuevos motores y asistencias a la conducción.

07/27/2019 11:30AM

 

Búscanos en FacebookTwitter @motorblogmx e Instagram @motorblogmx 

 

By Bruno Dagio

 

Para muchos de nosotros, manejar un camión es algo que hemos soñado desde niños porque son unas bestias de metal capaces de mover toneladas de peso sin ningún problema. En esta ocasión, Freightliner (parte del grupo Daimler, donde está Mercedes-Benz) nos invitó a conocer dos de sus nuevos motores, asistencias a la conducción y el nuevo Cascadia.

 

Los nuevos motores presentados fueron el DD5 y DD8, que equipan los camiones M2, y que destacan por tener mayor control de emisiones contaminantes gracias a optimizaciones en el turbo, sistemas de inyección y demás. También hubo una mejora en la entrega de par a bajas revoluciones, siendo más lineal para poder tener una marcha suave y confortable. También mencionaron que estos motores pueden recorrer fácilmente más de 600 mil kilómetros sin necesitar una reparación mayor.

 

Ahora toca el turno de poner en movimiento estos bloques y para ello comenzamos en un modelo M2 (y no, no es el deportivo bávaro) que se trata de un camión chato que comúnmente se utiliza para repartir papas fritas, panes o refrescos. Este es lo más parecido a un auto pues la caja manual es de 5 velocidades. Lo “complicado” radica en la postura de conducción y dimensiones, que son algo nuevo para nosotros pero que al darle una vuelta al circuito corto del Autódromo Hermanos Rodríguez es más que suficiente para adaptarnos.

 

Como ya nos sentimos seguros de poder mover cualquier camión, nos animamos a manejar un camión con dual…pero, ¿qué es eso? El dual es parte de la transmisión manual de los camiones, permitiendo tener más cambios (low y high) que son más cortos que permiten mantener el torque incluso al cambiar de marcha. Si te has fijado, en la palanca de velocidades hay un gatillo, siendo éste el truco detrás de manejar un camión.

 

Antes de comenzar a movernos es necesario ponerse cómodos y realmente no tiene mayor ciencia, es tal como en un coche a excepción de la palanca de cambios, de la cual nos explicaron el recorrido y cómo operarla. ¿Recuerdas cuando tu papá te decía que sacaras el clutch suavemente al mismo tiempo que acelerabas? Pues algo así sentimos con esta breve clase de dual que es mucho más sencillo de manejar de lo que todos pensamos.

El recorrido de las velocidades es largo y hay que hacer los cambios rápidamente para no perder potencia, de 1ª a 4ª en low pero llegó el turno de levantar el gatillo de la palanca para activar el modo high y tener disponibles de 5ª a 8ª. Esto sucede cuando queremos pasar a 5ª pero durante el recorrido en neutral se debe de accionar el dual para poder seguir. El instructor estaba sorprendido de que pudimos hacer los 8 cambios sin errarla, todas al primer intento. Creo que los papás también estarían felices de saber que sus clases durante la pubertad también rindieron frutos.

 

Finalmente nos tocó manejar el rey de Freightliner, el nuevo Cascadia, que sinceramente parece sacado de una película de Transformers. Para acceder a él hay que subir dos escalones mientras nos sujetamos de unas agarraderas hasta llegar al asiento. Así como con los otros camiones, el volante está casi en posición horizontal y el diámetro es enorme. Para quien escribe esta nota, que soy una persona de estatura pequeña, resultó sencillo ponerse cómodo, así que no tienes pretexto para un día manejar un tráiler.

 

En el caso de Cascadia, todo es más sencillo pues se trata de una transmisión automática de 12 velocidades, entonces hay menos complicaciones al volante. Destaca que incorpora lo que la marca llama Detroit Assurance, que es el conjunto de asistencias a la conducción como Control Crucero Adaptativo, Asistencia Activa de Frenado, Alerta de Distancia, Alerta de Peatones en Movimiento y Alerta de Abandono de Carril, donde hubo una demostración de ellos y es sorprendente cómo un vehículo tan grande es capaz de tener un manejo semiautónomo, mucho más seguro que otros camiones, todo gracias a una cámara y radar. Además, la manera en que Daimler incorpora sus tecnologías por igual sin importar si se trata de un Mercedes Clase C o un tractocamión. Por otro lado, bajo el cofre de Cascadia hay un motor que genera 470 hp y 1,700 Nm, cifras que son variables de acuerdo a la aplicación deseada.

 

Quizá nunca hubiera pensado manejar un camión y mucho menos en el Autódromo Hermanos Rodríguez, sonaba a una fantasía infantil pero en verdad es toda una experiencia inolvidable que resultó en aplicar los conocimientos del manejo de cualquier auto en un tamaño potenciado. El único tema por afinar es el tacto de los frenos, que como son por aire, tienen un sentir muy duro y se puede llegar a frenar en seco pero que al paso de los kilómetros uno se adapta.

 

 

sponsor

lo nuevo

motorblog tv

sponsor

motorblog tv

twitter

facebook