logo-motorblog
fullbanner
síguenos en:twitterfacebookyoutube
Pruebas
Share on Facebook

 

KIA Forte GT Sedán

Un coreano con chiles serranos bajo el cofre.

10/07/2019 09:40AM

 

Búscanos en FacebookTwitter @motorblogmx e Instagram @motorblogmx

 

Versiones y Precio

       

- LX Manual: $304,900.00

 

- LX IVT: $319,900.00

 

- EX IVT: $344,900.00

 

- GT Line: $391,900.00

 

- GT: $453,900.00 (Unidad probada)

 

Motor

       

- 2.0 litros, 147 Hp, 132 lb-ft.

 

- 1.6 litros turbo, 201 Hp, 195 lb-ft. (Unidad probada)

 

 

Transmisión

 

- Manual de 6 velocidades.

 

- IVT.

 

- DCT de 7 velocidades. (Unidad probada)

   

 

Well Done

 

- Desempeño y ajustes de chasis.

 

- Habitabilidad interior.

 

- Calidad de materiales y acabados.

 

 

Recomendado Para ti

 

Que tras conocer la capacidad coreana para producir autos deportivos con el altamente competente Stinger, KIA se adentró al segmento de los compactos, inicialmente con Forte Hatchback pero ahora con la versión sedán producida en Nuevo León que busca robarle méritos a Volkswagen Jetta GLI.

 

Exterior

 

- Parrilla con acentos rojos.

 

- Faldones, alerón y difusor de aire.

 

- Escape doble con punta cromada.

 

Esta nueva generación de Forte la conocemos bien en términos estéticos pues pasó de ser un auto regular a uno con mayor presencia ya que se ve más agresivo incluso en las versiones no deportivas. Particularmente, el GT agrega personalidad al ser el que lleva un kit aerodinámico compuesto por faldones laterales, alerón negro en tapa de cajuela, parrilla piano black con acentos rojos, dos puntas de escape y emblemas alusivos a la versión.

 

La pintura naranja es exclusiva del GT y es un tono que le favorece ya que no es demasiado chillante sino más bien como color óxido, contrastando con los elementos negros del exterior. Los rines son de 17 pulgadas aunque con el mismo diseño del GT Line, nos hubieran gustado otros para hacer mayor diferenciación estética.

 

En cuanto a las líneas generales, el frente sobresale por los faros alargados con 4 LED’s como luz de día, muy al estilo Porsche y por las tomas de aire que demuestran la capacidad de Forte GT. Atrás, más discreto, lo diferenciamos por el kit aerodinámico así como por los escapes que mencionábamos anteriormente, que son reales y emiten un buen sonido al encender el motor.

 

 

Interior y Tecnología

 

- Quemacocos eléctrico.

 

- Vestiduras en piel con costuras rojas.

 

- Pedales en aluminio.

 

 

La cabina nos recibe con unos asientos deportivos forrados en piel sintética negra que llevan bordado GT de color rojo en el respaldo, haciendo match con las costuras laterales  así como con las del volante y palanca de velocidades.

 

Hablando del volante, la empuñadura es más gruesa y los laterales son de piel perforada además de ser chato de abajo con una placa que recuerda la versión que tenemos en las manos. Por tener una caja DCT, encontramos paletas de cambio que tienen buen tacto.

 

Como es de esperarse, el acceso y encendido es por botón, que algo curioso pero bienvenido es que de noche, cuando nos acercamos, los espejos se abren y las manijas delanteras se iluminan para hacer más fácil el acceso. Entre otras automatizaciones están los faros LED y el climatizador.

 

El centro del tablero está dominado por una pantalla táctil de 8 pulgadas compatible con Android Auto y Apple CarPlay cuyo audio está firmado por Harman/Kardon que otorga gran sonido.

 

Para hacer más ameno el camino, tenemos un quemacocos eléctrico y de noche, iluminación ambiental en puertas y tablero, donde resalta un GT dentro del acabado que simula aluminio. Es posible cambiar el color de esta luz entra varias opciones o dejar que el modo de manejo vaya acorde a ella.

 

 

Manejo y Espacio

 

- Cuatro modos de manejo.

 

- Cajuela con apertura presencial.

 

- Asiento del conductor con ajuste eléctrico.

 

Lo más interesante de Forte GT viene al momento de encender el 1.6 turbo que emite un sonido ronco capaz de despertar nuestros sentidos y al entrar en movimiento es inicialmente percibida la mayor firmeza en suspensión y dirección. No sólo se trata del motor sino que también KIA trabajó en optimizar el chasis para ser realmente deportivo.

 

Dispone de cuatro modos de manejo (Eco, Normal, Smart y Sport, que se activa moviendo la palanca como a modo manual) que alteran la respuesta del motor y la dureza de los elementos antes mencionados. La respuesta es muy directa, con gran empuje del motor y la caja de doble embrague lo vuelve aún más pues es sumamente ágil. En condiciones de tráfico pesado suele titubear entre primera y segunda pero es algo habitual en este tipo de transmisiones. Curioso es que agrega un termómetro del aceite de la DCT para evitar sobrecalentarle si es que la llevamos a pista o lugares calientes.

 

En carretera, es fácil alcanzar velocidades de 180 km/h sin que nos demos cuenta pues además del desempeño, está muy bien insonorizado. Algo que notamos es que en modo Sport agrega sonido del motor mediante las bocinas, cosa que el hatch con caja manual no hace.

 

Para ciudad, es lo suficientemente cómodo si tomamos en cuenta la diversión que nos ofrece aunque cuidado con baches e imperfecciones pues tiende a golpear duro cuando se pasa por ellos. Lógicamente todo es más perceptible a comparación de un Forte regular pero no es para generarnos dolor de espalda. Sobre consumos, depende mucho del tráfico pero logramos casi 12 km/l cuando estaba fluido. En carretera logramos alrededor de 16 km/l.

 

Sobre habitabilidad, la cajuela es muy espaciosa y de tamaño regular para acomodar maletas o cajas y los asientos traseros se abaten 60/40. Se puede abrir desde el exterior, interior, con la llave o se puede activar el modo presencial, donde al estar cerca unos segundos, abrirá automáticamente. Para las plazas traseras hay un descansabrazos con portavasos y salidas de aire acondicionado pero no de carga vía USB que sí tiene Río. Al frente tenemos también descansabrazos con almacenamiento, portavasos junto al freno de mano y el asiento del conductor se ajusta eléctricamente.

 

 

Seguridad

 

- Monitoreo de punto ciego.

 

- Cámara y sensores de reversa.

 

- Seis bolsas de aire.

 

En este apartado, Forte GT está bastante bien equipado pues lleva 6 bolsas de aire y todas las asistencias que son requeridas, tales como ABS, EBD, control de estabilidad y tracción, asistente de arranque en pendientes o monitor de punto ciego.

 

Como está desarrollado bajo una esencia deportiva, además del chasis y mecánica, los frenos son 25 milímetros más grandes que en los otros Forte, permitiendo frenar mejor y cuyo tacto es directo.

 

La cámara de reversa presenta guías dinámicas para conocer hacia dónde iría el auto al momento de estacionarse además de sensores de proximidad y alerta de tráfico cruzado que muestra una gráfica visual en el cuadro de instrumentos, con colores que cambian conforme nos acercamos a un objeto.

 

 

Conclusiones

 

Para ser el primer Forte GT que KIA ofrece en nuestro país, lo han hecho realmente competitivo gracias al conocimiento que les dio Stinger en su momento, poniéndose al tú por tú con el mítico Volkswagen Jetta GLI. Esta es la versión sedán, que sólo está disponible con caja DCT pero el hacth también lo ofertan con caja manual que agrega diversión gracias al tercer pedal. Con esta carrocería de tres volúmenes busca enamorar a quienes buscan alto desempeño con buen espacio de carga.

 

Quizá un poco más de diferenciación estética le vendría bien, especialmente los rines, que con el mismo diámetro para no afectar la marcha, nos gustaría un diseño más agresivo. Son aspectos mínimos pero sin duda los coreanos hicieron muy bien el desarrollo de este compacto.

 

Conoce todos los detalles y especificaciones de KIA Forte GT Sedán aquí:

 

 

sponsor

lo nuevo

motorblog tv

sponsor

motorblog tv

twitter

facebook