logo-motorblog
fullbanner
síguenos en:twitterfacebookyoutube
Pruebas
Share on Facebook

 

KIA Rio Sedán

El subcompacto coreano de alma mexicana.

04/30/2018 07:27PM

 

Búscanos en FacebookTwitter @motorblogmx e Instagram @motorblogmx

 

Versiones y Precio

   

- LX Sedán manual: $239,900

  

- LX Sedán automático: $254,900

  

- EX Sedán manual: $279,900

  

- EX Sedán automático: $289,900 (Unidad probada)

 

 

Motor

  

- 1.6 Litros, 121 hp, 111 lb-pie. (Unidad probada)

  

 

Transmisión

    

- Manual de 6 velocidades.

 

- Automática de 6 velocidades. (Unidad probada)

 

 

Well Done

 

- Espacio interior y de carga.

 

- Sensación de calidad.

 

- Equipamiento general.

 

 

Recomendado Para Ti

 

Que buscas un auto pequeño para moverte por la ciudad pero con gran espacio dentro de él para que varias personas viajen cómodamente sin sacrificar espacio de carga ni equipamiento, te recomendamos voltear a ver a KIA Rio Sedán, que en esta cuarta generación ya se fabrica en México, concretamente en Nuevo León, y se ha posicionado dentro de los favoritos entre los consumidores por diversos aspectos.

 

 

Exterior

 

- Rines multibrazo de 15 pulgadas.

 

- Parrilla Nariz de Tigre unida a los faros.

 

- Difusor de aire trasero.

 

 El diseño de KIA Rio es ahora más robusto que antes, con la característica parrilla Nariz de Tigre que lleva cromo en toda la orilla y que se une a los faros para crear una especie de rostro. A esta imagen de robustez se une el cofre con nervaduras y detalles en plástico negro brillante al frente.

 

Lateralmente encontramos líneas que alteran la profundidad en las puertas y que le otorgan dinamismo. La caída del techo es gradual, lo que da la apariencia de ser más largo de lo que en realidad es.

 

En donde cambia completamente, y por obvias razones, con respecto al hatch es el la parte de atrás, con las calaveras organizadas de manera horizontal cubriendo una porción de la cajuela. La fascia es bastante limpia en términos de diseño y se añade un difusor de aire en la parte de abajo más que nada para que luzca agresivo.

 

Los rines de 15 pulgadas llevan un diseño de múltiples brazos que lo hacen ver elegante.

 

 

Interior

 

- Plástico en gris satinado a lo largo del tablero.

 

- Contornos en negro brillante.

 

- Asientos de tela.

 

La cabina de Rio es amena para pasar largas horas dentro de ella, con el tablero que combina varios tipos de plásticos. La parte alta lleva uno negro que es rígido pero de buena factura, mismo que recubre las puertas. Al bajar, una pieza en color gris satinado recorre lo ancho justo en la parte que más tocamos y que tiene una forma hundida para jugar con las dimensiones. Finalmente, alrededor de las salidas de aire y de la pantalla táctil vemos que hay detalles en negro brillante para dar justamente eso, brillo. Se siente bien ejecutada y con buen armado.

 

Los asientos son de tela suave con trazados en hexágonos mientras que el volante y palanca son de piel con contrastes en color aluminio. Entre los asientos delanteros tenemos el descansabrazos con almacenamiento extra.

 

 

En general, es un interior que tiene buen diseño y calidad, pensado para familias jóvenes que no tengan que preocuparse por si los niños o la mascota rasguñan algo, pues es difícil que quede dañado gravemente.

 

 

Tecnología

 

- Luz lateral.

 

- Espejos plegables eléctricamente.

 

- Cámara y sensores de reversa.

 

Aunque se trata de un vehículo subcompacto, viene muy bien equipado. Por ejemplo, encontramos que para entrar y encender el auto no es necesario sacar la llave del pantalón. Una vez dentro sale a relucir la pantalla de 7 pulgadas que tiene compatibilidad con Android Auto y Apple CarPlay además del clásico Bluetooth o USB. Aunque se trata de una pantalla táctil, también hay botones alrededor de ella para controlar varias funciones sin mencionar aquellos controles del volante.

Resulta fácil de usar aunque algo más de brillo le caería bien para verla mejor cuando le da el Sol.

 

En ella también podemos ver la cámara de reversa con guías dinámicas y al centro del cuadro de instrumentos la gráfica de los sensores de proximidad. También ahí vemos cuestiones como velocidad, consumos y posición de luces y limpiadores si es que no los tenemos en automático.

 

El aire acondicionado es digital, por lo que podemos regular la temperatura en grados y hay más velocidades que aquellos sistemas más sencillos. Para dejar que haga todo el trabajo basta con ponerlo en modo Auto y listo, solito regulará la velocidad y temperatura.

 

 

¿Qué más tenemos? Pues como decíamos, las luces y limpiadores se activan al detectar falta de luz o agua en el parabrisas pero se pueden manipular manualmente si se desea. Por cierto, las luces tienen ópticas de lupa, lo que mejora la iluminación y en curvas, un foco independiente prende para alumbrar el costado en cuestión.

 

Los espejos son eléctricos en ajuste y plegado además de tener calefacción para evaporar las gotas de agua que no nos dejan ver cuando llueve. Adicionalmente, llevan luces intermitentes para que otros conductores puedan ver nuestros movimientos.

 

 

Habitabilidad

 

- Asientos abatibles 60/40.

 

- Cajuela de apertura inteligente.

 

- Revisteros en el respaldo de los asientos delanteros.

 

 

La idea de un sedán es tener más espacio incluso si se trata de un auto pequeño, especialmente en la cajuela. La de Rio no es la excepción pues con 387 litros se pueden acomodar un par de maletas medianas y dejar hueco para mochilas o artículos pequeños. Nos hubiera gustado que tuviera algún cajón lateral o redes para aprovechar los costados con formas irregulares.

 

Para abrir la cajuela hay varias formas: desde el interior, con la llave o simplemente estando parados unos segundos en la parte trasera hasta que abra por cuenta propia. Esta última opción es útil cuando llevamos las manos ocupadas.

 

Una vez instalados dentro del auto, vamos cómodos sin importar si es adelante o atrás, con suficiente espacio para cabeza y piernas. Los huecos de almacenamiento son buenos para viajes en carretera, con portavasos para todos los ocupantes e incluso un cargador USB para la parte trasera. Lo único que echamos de menos es un descansabrazos trasero pero tampoco es algo de vida o muerte. 

 

 

Manejo

 

- Control crucero.

 

- Modo manual.

 

-Motor de inyección multipunto.

 

Llegamos a la parte que involucra movimiento y debajo del cofre tenemos un motor 1.6 litros que genera 121 hp, cifra más que suficiente para la ciudad que van acoplados a una transmisión de 6 velocidades con modo manual. Este motor es de inyección multipunto para mejorar los consumos sin sacrificar tanto la potencia.

 

 

Su manejo es agradable e incluso diríamos que tiene un toque divertido pues responde rápido cuando queremos incorporarnos a ciertas calles. Un cambio con respecto al hatchback es que las llantas son más altas, lo que favorece que el andar por calles mal pavimentadas sea más cómodo.

 

La suspensión absorbe bien los baches y topes, dejando en claro que fue hecha para caminos como los nuestros. La dirección es suave y conforme incrementa la velocidad se endurece para tener mayor control.

 

Se agradece que la transmisión cuente con cambios manuales porque podemos gestionar el motor a nuestra conveniencia. Un detalle que notamos en frío es que tiende a bajar una velocidad cuando estamos por pasar un tope, volviendo a arrancar en primera pero ya que la mecánica entró en calor, esa tendencia desaparece.

 

 

El tacto de los frenos es preciso porque no hay que sumir demasiado el pedal para que comience a frenar, por lo que modularlo es sencillo. Podemos decir que el conjunto de toda la experiencia tras el volante es confortable y sencilla, sin sorpresas que espanten a aquellos que no son tan aficionados a los autos.

 

 

Seguridad

 

- Luces de niebla.

 

- Frenos de disco en las 4 ruedas.

 

- Anclajes ISOFIX.

 

 

Desde un principio, KIA Rio se caracterizó por contar con un equipo completo de seguridad con 6 bolsas de aire, frenos ABS, control de estabilidad, entre otros incluso en la versión base.

 

Además de ello, hay otros aspectos que sirven de mucho en situaciones poco comunes en algunas partes del país, como las luces de niebla. Nunca se sabe cuándo debamos usarlas y están ahí para ello.

 

Los anclajes ISOFIX permiten encajar las sillas infantiles en la base de los asientos traseros con mayor facilidad, dejando a los peques de la casa seguros en todos los trayectos que realicen.

  

Conclusiones

 

KIA Rio Sedán es un vehículo subcompacto que definitivamente tiene todo lo que una familia necesita sin perder diseño ni confiabilidad. Es un aliado para los trotes citadinos tomando en cuenta el equipamiento que la gente busca tanto en seguridad como en infoentretenimiento, que cada vez es más deseado por el cliente.

 

Son detalles mínimos que nos gustaría que adquiriera pero no son cosas que nos hagan negar la calidad de producto que es, pues estamos ante uno de los favoritos del mercado mexicano, que en poco tiempo logró tanta aceptación.

 

Conoce todos los detalles y especificaciones de KIA Rio Sedán aquí:

 

 

 

sponsor

lo nuevo

motorblog tv

sponsor

motorblog tv

twitter

facebook