logo-motorblog
fullbanner
síguenos en:twitterfacebookyoutube
Pruebas
Share on Facebook

 

Toyota Camry 2018

Redefiniendo el concepto de sedán mediano.

02/19/2018 04:55PM

 

Búscanos en FacebookTwitter @motorblogmx e Instagram @motorblogmx

 

Motor

  

- 2.5 Litros, 201 hp, 178 lb-pie. (Unidad probada)

  

 

Transmisión

    

- Automática de 8 velocidades con modo manual. (Unidad probada)

 

 

Versiones y Precio

  

- LE: $409,900

 

- SE: $449,900 (Unidad probada)

 

- XLE: $481,900

 

- XLE Navi: $509,900

  

 

Well Done

 

- Diseño extrovertido.

 

- Espacio interior.

 

- Nivel de seguridad.

 

 

Recomendado Para Ti

 

Los sedanes medianos habían sido vehículos que se asociaban a personas que buscaban comodidad y prestigio antes de otra cosa pero con el furor de las SUV’s, se les ha dado una orientación más aspiracional que conjugue diseño, manejo, espacio, tecnología y confort. Para esta octava generación de Camry, deja atrás el aire señorial y adopta un diseño mucho más deportivo, un interior bien ejecutado que es acompañado de un manejo interesante.

 

 

Exterior

 

- Escape doble cromado.

 

- Rines bitono de 18 pulgadas.

 

- Alerón y spoiler trasero.

 

Lo primero que viene a la mente cuando vemos este nuevo Camry es dinamismo porque adopta líneas mucho más sugestivas que otras generaciones e incluso de otros modelos de Toyota, con un frente que emula una “X” con la parrilla y fascia acompañados del cofre con nervaduras. Realmente mueve algo dentro de nosotros, sobretodo en ese color cereza. De hecho, en la calle lo voltean a ver más de lo que hubiéramos esperado.

 

El lateral demuestra que es un carro larguísimo, casi 5 metros, donde combinan bien los rines de doble tono con el cromo de las ventanas y el tono rojo oscuro. También hay varias zonas que generan profundidad visual.

 

Por atrás, las calaveras horizontales tienen un remate en la parte baja que simula una salida de aire, como esas que llevan los autos de carreras para sacar el aire caliente del motor, aquí son para efectos visuales y quedan bastante bien. En conjunto con el difusor de aire, el escape doble y el alerón en tapa de cajuela, cambian la perspectiva de auto aseñorado por uno deportivo.

 

 

Interior

 

- Asientos en piel y tela.

 

- Detalles en negro piano.

 

- Tablero suave con contorno de aluminio.

 

Una vez que accedemos a la cabina de Camry, la esencia deportiva del exterior no afecta tanto al interior. No es que esté mal ejecutada, pero resulta menos arriesgada en cuanto a diseño.

 

El tablero es de plástico muy suave con costuras aparentes y del lado del copiloto hay una franja de aluminio que añade un toque sofisticado. Cabe resaltar que está bien delimitado el territorio del piloto con el del pasajero al tener una separación importante en la consola central.

 

Las puertas delanteras también montan ese plástico acojinado en la parte superior y los botones se iluminan en la noche para verlos con claridad. Las traseras son de plásticos duros, al igual que los bajos del tablero.

Por el habitáculo es común encontrar insertos plateados y cromados que dotan de presencia, sobretodo en manijas y remates que unen unas piezas con otras. Es importante mencionar que los ensambles son sólidos incluso en caminos no tan bien pavimentados.

 

Los asientos tienen una combinación de piel negra en las orillas con tela en un diseño de rayas al centro para evitar que sudemos en días calurosos. Resulta una solución inteligente y se ve atractivo.

 

 

Tecnología

 

- Cargador inalámbrico.

 

- Luces LED exteriores e interiores.

 

- Aire acondicionado de doble zona.

 

Para amenizar todo el tiempo que vayamos a bordo de Camry tenemos una pantalla central de 8 pulgadas con radio, lector de CD, entradas USB, auxiliar y Bluetooth. A pesar de ello, no dispone de Android Auto ni Apple CarPlay para tener mayor control de nuestro teléfono. De todas formas, en la pantalla principal se pueden anclar hasta 4 contactos para llamadas. Incluso, hay un cargador inalámbrico para dejar de sufrir con los cables.

 

En esa pantalla también se muestra la cámara de reversa con guías fijas que resulta demasiado útil para estacionarse porque es un auto muy largo. Extrañamos los sensores de proximidad, sobretodo los delanteros, pero se agradece tener una ayuda extra.

 

El espejo retrovisor se oscurece para evitar reflejos de otros autos con las luces altas encendidas y también muestra hacia qué punto cardinal vamos en la esquina superior derecha. Para quienes tengan puerta eléctrica en casa, es posible configurar hasta 3 y manipularlas desde este espejo.

 

Al centro del cuadro de instrumentos hay otra pantalla a color que muestra información del auto, velocidad, consumos, multimedia y alertas. Se controla mediante los botones del volante y resulta intuitivo.

 

Para el aire acondicionado de doble zona, hay botones y perillas que lo controlan y están debajo de la pantalla táctil. Aunque son fáciles de usar, no estaría mal que fueran algo más grandes porque a veces no los encontramos, sobretodo cuando vamos manejando.

 

 

Las luces del interior son de LED, lo que quiere decir que iluminan de manera sobresaliente y gastan menos energía. Las luces de los faros automáticos también son de esa tecnología y generan un haz uniforme con mayor alcance.

 

El acceso puede ser con tan solo introducir la mano a alguna de las manijas delanteras, pues no se requiere sacar la llave del bolsillo, lo mismo que para cerrar el auto o encenderlo.

 

 

Habitabilidad

 

- Gran espacio trasero.

 

- Asiento del piloto con ajustes eléctricos.

 

- Salidas de aire traseras.

 

 

Como buen sedán mediano, el espacio interior es sorprendente. Fácilmente se pueden acomodar a 5 personas con comodidad. Para los delanteros, hay un descansabrazos con espacio de almacenamiento y huecos en las puertas. De hecho, se alarga hasta la bocina, siendo ideal para no perder el celular. Debajo del cargador inalámbrico también hay un cajón para ocultar algo más.

 

 

El conductor es quien puede acomodar su asiento de manera eléctrica para tener mayor precisión en su posición de manejo. Entre los ajustes encontramos soporte lumbar para mitigar el dolor de espalda después de mucho tiempo sentados.

 

 

Los que viajen atrás también cuentan con descansabrazos central y salidas de aire acondicionado. Los portavasos también vienen implícitos en puertas para disfrutar de una bebida mientras van camino a algún lugar. Para abatir los respaldos de esa fila de asientos, existen unas palancas en la cajuela.

 

La cajuela abre desde afuera, con la llave o desde el interior para darle cabida a un área de almacenamiento enorme. Realmente cabe todo lo que necesitamos y hasta sobra espacio. Se agradece que sus formas son cuadradas y que el kit de herramientas se puede adherir para que no ande moviéndose todo el tiempo. Debajo de el tapete hay una llanta de refacción.

 

 

Manejo

 

- Paletas de cambio en el volante.

 

- Indicador Eco.

 

- Transmisión de 8 velocidades.

 

 

Fue una grata sorpresa subirse en Camry y darse cuenta que el manejo es más divertido de lo que hubiéramos pensado. De hecho, inicialmente creímos que sería como un Corolla grandote pero no tiene nada que ver. Es más responsivo y directo en todos sus controles. Realmente se nota una inspiración distinta y se agradece.

 

 

La postura para manejar es baja para hacernos sentir de manera envolvente con el manejo del auto. A esto se le suma el acelerador anclado al piso de respuesta inmediata. Recordemos que el motor es un 2.5 litros con 201 hp que para un auto de estas características sonaría poco pero son más que suficientes. En ciudad no es necesario pisar muy a fondo para que se mueva y eso lo traduce en eficiencia dado que muchas veces engrana 4ª casi desde el arranque, como cuando pasamos topes, precisamente para obtener mejores consumos. Esto lo podemos ver en un indicador verde que dice Eco dentro del cuadro de instrumentos. 

 

La transmisión responde rápidamente cuando le exigimos más al motor en situaciones de rebase o incorporaciones, donde sentimos que el motor está funcionando de una manera más responsiva. Incluso, el sonido que emite es agradable. Si lo deseamos, podemos cambiar de marcha usando las paletas detrás del volante.

 

Los frenos tienen un tacto preciso sin titubeos ni frenadas bruscas. Sólo hay un detalle que resulta extraño en cualquier auto moderno, que es el freno de estacionamiento de pedal. Al menos esta versión así lo lleva, pero la XLE tiene freno electrónico.

 

Algo que Toyota incorpora de serie en todos sus vehículos son los vórtices (también llamados vórtex) en espejos, faros y calaveras, que son unas protuberancias para suavizar el flujo del aire, lo que genera menos ruido a altas velocidades así como mejoran el coeficiente aerodinámico para tener mejores consumos.

 

Durante algo más de 200 kilómetros que usamos a Camry en ciudad, donde no podía faltar el tráfico, topes, subidas y demás situaciones que entorpecen el flujo, nos llamó la atención que consumió alrededor de medio tanque, nada mal tratándose de un motor aspirado relativamente grande.

 

 

Seguridad

 

- Diez bolsas de aire.

 

- Monitoreo de presión de neumáticos (5).

 

- Zonas de absorción de energía ante impactos.

 

 

Cuando nos pusimos a contar las etiquetas que indican bolsas de aire, tuvimos que hacerlo dos veces para verificar que no habíamos contado de más y es que cuenta con 10 de ellas. Entre esas destaca la de rodillas para pasajero y laterales para los ocupantes traseros, que son las menos comunes de encontrar. Digamos que en caso de un choque fuerte, la cabina de Camry es tan protectora como un abrazo de mamá.

 

Además de ello, hay varias asistencias que son útiles para evitar un accidente, como los frenos ABS, controles de estabilidad y tracción, distribución y asistencia de frenado. Por otro lado, cuenta con anclajes Latch e ISOFIX para las sillas de bebé.

 

La estructura del auto cuenta con barras y zonas que absorben la energía del choque, es decir, que si en caso de un desafortunado accidente, la arquitectura de la carrocería recibirá todo el impacto para tratar de mantener la cabina lo más intacta posible. No por nada recibió el nombramiento de Top Safety Pick + 2018 por parte del IIHS.

 

 

Conclusiones

 

 

En definitiva, Toyota Camry se reinventó para estar en la mira de un público más joven que tenga ganas de combinar comodidad, seguridad, diseño, presencia y manejo en un vehículo atractivo pero sin ser ostentoso. Nos hubiera gustado que la marca se atreviera a traer el motor V6 o el híbrido para tener un contendiente diferente a sus principales rivales, optando por desempeño o eficiencia que sobresalga en otro modo.

 

Por precio es posible adquirir una camioneta pero, ¿realmente es necesaria cuando aquí el espacio es abundante sin mencionar que el manejo es muy bueno? Y si nos ponemos en un plano más hedonista, seremos diferentes al resto por manejar un sedán con mucha presencia que se hace notar en todo momento.

 

Conoce todos los detalles y especificaciones de Toyota Camry aquí:

 

 

sponsor

lo nuevo

motorblog tv

sponsor

motorblog tv

twitter

facebook