logo-motorblog
fullbanner
síguenos en:twitterfacebookyoutube
Pruebas
Share on Facebook

 

Infiniti Q50S Hybrid

Elegancia al son del viento. Desde $849,900 pesos.

01/17/2018 10:53AM

 

Búscanos en FacebookTwitter @motorblogmx e Instagram @motorblogmx

 

Motor

 

- V6 3.7 Litros, 327 hp, 296 lb-pie.

 

- V6 3.5 Litros + motor eléctrico, 360 hp, 403 lb-pie. (Unidad probada)

 

- V6 3.0 Litros TwinTubo, 400 hp, 350 lb-pie.

 

 

Transmisión

    

- Automática de 7 velocidades con modo manual. (Unidad probada)

 

 

Versiones y Precio

  

- Luxury: $600,700

 

- Seduction: $682,500

 

- Perfection: $749,900

 

- Hybrid: $849,900 (Unidad probada)

 

- 400 Sport: $919,900

 

 

Well Done

 

- Diseño sensual.

 

- Calidad de materiales.

 

- Cambio en sensaciones de manejo según los modos.

 

 

Recomendado Para Ti

 

Para quienes buscan una opción amigable con el medio ambiente pero que sea distintiva en la oficina, puede que encuentres en Infiniti Q50S Hybrid una alternativa sumamente atractiva y con manejo interesante sin descuidar los consumos ni los pingüinos como lo haría un auto con mecánica meramente de combustión interna.

 

Exterior

 

- Rines de 19 pulgadas en acabado satinado.

 

- Curva de diseño en puertas traseras.

 

- Acentos cromados en manijas, parrilla y cajuela.

 

 

Algo hacen los diseñadores de Infiniti que atraen miradas sin importar el vehículo del que se trate, y este Q50S Hybrid no es la excepción. Se ve musculoso, agresivo y con cara de pocos amigos, lo que resulta tentador al ojo ajeno. El lenguaje de diseño de la marca está más que implícito en los faros que parecen ojos humanos, la parrilla o el ya característico detalle curvo en el marco de las puertas traseras.

 

 

Como decíamos, al frente se ve como un depredador gracias a que apunta hacia abajo. La parrilla viene enmarcada en cromo y su estilo es con forma de panal. Los grupo ópticos se dirigen hacia atrás para dar la impresión robusta que merece.

 

 

En el costado no hay tanto dramatismo pero se aprecian líneas suaves con presencia para destacar entre el tráfico, entre ellas el marco de las ventanas. Parte de ello es gracias a los rines de 19 pulgadas con un diseño tridimensional muy bonito.

 

 

Por detrás, las calaveras juegan con las curvas al momento de encender y también son a lo ancho, continuando con la filosofía de diseño. Para resaltar, hay cromo arriba de la placa y en la parte baja de la cajuela, al igual que en los escapes.

 

 

Existen varios emblemas para destacar la mecánica empleada, situados en la salpicadera con la leyenda Hybrid y la S del nombre en la cajuela es azul en lugar de rojo, como se encuentra en otras versiones.

 

 

Interior

 

- Acabado de aluminio.

 

- Asientos de piel.

 

- Negro piano en consola central.

 

 

A pesar de tener curvas y ángulos interesantes, el interior es menos dramático que el exterior. Es agradable al tacto, olfato y pupila pero demuestra más sobriedad. Por ejemplo, el volante forrado en piel tiene un estilo convencional con un detalles en plástico que emula aluminio.

 

 

El tablero es de plástico suave de excelente calidad y ensamble, donde destaca una bocina al fondo, que converge el parabrisas. Al centro se encuentran dos pantallas y a su alrededor botones para diversas funciones.

 

 

La consola central tiene un acabado en plástico negro brillante que lo hace ver elegante pero atrae mucho polvo y es fácil llenarlo de huellas

 

 

Los asientos vienen forrados en piel negra muy suave y que huele delicioso al abrir la puerta y que se replica en la puerta, justo donde recargamos los codos.

 

 

Tecnología

 

- Mapas con diversas visualizaciones.

 

- Aire acondicionado con filtro purificador.

 

- Sonido Bose de 16 bocinas.

 

 

Además del sistema híbrido, abunda la tecnología pues encontramos dos pantallas al centro del tablero, una de 7 pulgadas y otra de 8 pulgadas. La más pequeña muestra la navegación y replica aspectos como multimedia o aire acondicionado para no desviar la mirada, mientras que la de abajo es táctil y ahí manipulamos diversos menús para llegar a lo que deseamos, como direcciones, media, ajustes de manejo y configuraciones generales.

 

Para controlar la pantalla superior, existe una perilla junto a la palanca de velocidades que sirve para hacer zoom. A su lado hay 3 botones atajo para las cámaras 360 grados, seleccionar el tipo de mapa y regresar al menú anterior.

 

Al inicio es peculiar tratar de controlar el sistema pero basta un rato para acostumbrarse. No es tan intuitivo como nos gustaría pero tiene información extra que muchas veces necesitamos, como el tráfico en tiempo real y los comandos por voz que suenan de lo más humano.

 

 

El aire acondicionado tiene sus botones a los costados de la palanca para que cada pasajero delantero pueda seleccionar la temperatura ideal. La información sobre él se muestra en la pantalla de arriba y hay un menú específico para activar el A/C, purificador y asientos delanteros calefactables. Definitivamente, enfría muy rápido y el sistema purificador nos aisla de la contaminación exterior.

 

A pesar de no contar con emparejamiento de celular, el Bluetooth tiene excelente enlace y el sonido es excepcional sin importar el género que escuchemos.

 

Las luces son LED y siguen la trayectoria del volante para cubrir todo ángulo en curvas, cuyo accionamiento es automático. También encienden al cerrar o abrir el auto de noche y la iluminación de las manijas da un toque elegante y sutil al momento de abrir la puerta. Para esto no es necesario sacar la llave, pues con su presencia y jalar la manija es más que suficiente.

 

 

Habitabilidad

 

- Volante de ajuste eléctrico.

 

- Asiento del piloto con memorias, soporte lumbar y ajuste de cojines laterales.

 

- Salidas de aire traseras.

 

 

A pesar de ser un auto bajo, resulta fácil encontrar una posición cómoda a bordo de Q50S Hybrid, y es que todo se ajusta eléctricamente. Incluso, al apagar el auto, el asiento y volante se mueven para facilitar la salida.

 

El asiento del piloto tiene soporte lumbar y ajuste de los cojines laterales para ir más o menos apretados según lo deseamos. Es una buena adición para viajes largos por carretera donde pueden haber tramos de curvas que desemboquen en rectas.

 

Para los ocupantes delanteros hay almacenamiento en las puertas, dos portavasos y un descansabrazos con almacenamiento. Ahí mismo se encuentran dos salidas USB y una SD (para la navegación), manteniendo ocultos nuestros dispositivos.

 

 

Atrás también hay huecos en las puertas y detrás de los respaldos, sirviendo para guardar revistas. Quienes viajen aquí podrán hacer uso del descansabrazos con portavasos y de las salidas de aire que vienen de la consola central así como de los costados. A pesar de ser un sedán mediano, la capacidad es para 4 personas porque el túnel de transmisión es voluminoso.

 

La cajuela tiene un gran acierto, que es la apertura mediante tirantes neumáticos, dejando algo más de espacio en su interior. Al ser la versión híbrida, el paquete de baterías roba espacio y deja lo suficiente para las compras de la semana y un par de maletas.

 

 

Manejo

 

- Tracción trasera.

 

- Ajustes individuales para dirección, acelerador, entre otros.

 

- Frenada regenerativa.

 

 

Al momento de encender a Q50S Hybrid no hay ningún sonido porque lo primero que interactúa es el motor eléctrico sin importar el modo de manejo que esté seleccionado. Cuando comenzamos a acelerar, parece que el auto se mueve por aire y después de 40 km/h entra en acción el motor de gasolina, generando un impulso mayor.

 

Hay varios modos de manejo (Personal, Sport, Standard, Eco y Snow) que realmente cambian el carácter del vehículo. En Sport, casi no entra en funcionamiento el motor eléctrico y los mandos se vuelven muy precisos, pareciendo de un auto convencional. Incluso, el control de tracción pelea por mantener todo en su lugar.

 

 

En Standard existe un balance, cuando se deja de acelerar deja de funcionar el motor a gasolina y recupera energía para la batería pero si pisamos el acelerador, toma unos segundos en lo que decide qué motor usar. Aquí, el acelerador tiene un tacto algo más firme y el del freno esponjoso.

 

 

Para el modo Eco, el acelerador es mucho más pesado e inhibe las reacciones del motor a gasolina, permitiendo subir sólo hasta 2,000 RPM y eso cuando es necesario, de lo contrario, hará uso de la electricidad. El freno se vuelve todavía más esponjoso y hay que aprender a modularlo.

 

Un detalle novedoso es que la dirección ya no es asistida sino eléctrica (en todas las versiones es así), lo que quiere decir que ya no hay una conexión física entre el volante y las ruedas sino que usa cables. Las ventajas son principalmente a altas velocidades y al circular por caminos empedrados, eliminando las vibraciones innecesarias del volante. Realmente es una innovación magnífica, pues no se nota diferencia alguna con respecto a las direcciones convencionales, incluso es más precisa. Eso sí, el diámetro de giro es pequeño así que debemos ser cuidadosos en vueltas cerradas.

 

 

La transmisión es de 7 velocidades con paletas al volante y gracias a la electrónica es que hace “rev-matching”, que es ajustar las revoluciones para obtener el mayor torque posible en manejo deportivo. Para el día a día es muy suave y no se notan los cambios, resultando en una marcha cómoda.

 

 

A pesar de todo esto, la transición entre electricidad y gasolina podría ser más discreta, pues da la impresión que algo está fallando y se jalonea cuando le exigimos. Sin embargo, nos dio consumos razonables tomando en cuenta que es un motor grande en un auto pesado con origen deportivo (alrededor de 10 km/l en ciudad).

 

 

Seguridad

 

- Control crucero adaptativo.

 

- Alerta de tráfico cruzado.

 

- Sistema de advertencia y prevención de cambio de carril.

 

 

En aspectos de seguridad, Infiniti Q50S Hybrid es un auto muy completo, con tecnologías que complementan el equipo básico, que son las 6 bolsas de aire, frenos ABS, control de estabilidad y tracción.

 

Por ejemplo, cuenta con cámaras y radares que leen los carriles para mantenernos siempre dentro de ellos. Para nuestro alrededor, detectan el punto ciego y nos lo hacen saber mediante un foco amarillo a la altura del espejo pero dentro de la puerta.

 

 

El sistema de frenado inteligente con prevención de colisión frontal bajan la velocidad del auto si es que nosotros no lo hacemos para evitar un golpe, que si llega a suceder, los cinturones se tensan antes de impactar para afianzar todavía más a los ocupantes.

 

La alerta de tráfico cruzado sirve cuando salimos en reversa, pues nos hace saber mediante el sonido de los sensores de estacionamiento que vienen autos que podrían colisionar con nosotros.

 

 

Conclusiones

 

Infiniti Q50S Hybrid es un sedán mediano con gran presencia y manejo cambiante de acuerdo al modo seleccionado que puede ser una alternativa diferente e interesante para aquellos que buscan lujo fuera de las marcas tradicionales.

 

Los avances tecnológicos no son exclusivos de la mecánica ni infoentretenimiento, sino que van un paso más allá con aspectos de ingeniería dignos de autos más sofisticados y, claro, de las innovaciones japonesas.

 

A pesar del espacio perdido en la cajuela, representa un beneficio en consumos, sobretodo si pensamos que monta un V6 y tiene tintes deportivos gracias a la tracción trasera.

 

Conoce todos los detalles y especificaciones de Infiniti Q50S Hybrid aquí:

 

 

sponsor

lo nuevo

motorblog tv

sponsor

motorblog tv

twitter

facebook