logo-motorblog
fullbanner
síguenos en:twitterfacebookyoutube
Pruebas
Share on Facebook

 

Volkswagen Golf R

Conocimos la variante más rabiosa del popular hatchback. Desde $674,900 pesos.

10/13/2017 04:07PM

 

Búscanos en FacebookTwitter @motorblogmx e Instagram @motorblogmx

 

By Bruno Dagio

 

Los pasados 11 y 12 de octubre viajamos a Mérida para conocer en vivo y a todo color a Golf R, una versión por arriba del mítico GTI en cuanto a desempeño se refiere.

Previo a esto, se había especulado mucho sobre si Volkswagen de México lo traería a nuestro país o si sólo sería una leyenda viviendo dentro de nuestros corazones.

 

Mérida nos recibió con un clima lluvioso pero sin dejar de lado el calor y pensamos que así iba a ser durante los días de la visita. Afortunadamente, la lluvia cesó durante la hora de la comida, dándonos esperanza de mejores condiciones para un manejo divertido al día siguiente.

 

 

Antes de esto, Volkswagen presentó ante los medios este nuevo Golf R dentro de una bodega, en el sentido literal de la palabra. Era de buen tamaño, oscura y entre juego de luces y humo, el auto salió a dar unas vueltas para animar a todos los presentes. El sonido del motor y olor a llanta quemada inspiran a sentarse detrás del volante y hacer lo mismo. Acabado esto, hace su aparición un Golf R32 2004, que en aquel entonces sólo trajeron 30 unidades pero para la generación actual, no hay un numero limitado sino que se añade a la gama de Golf, abriendo el nicho de deportivos de alto calibre para Volkswagen. Sin duda fueron momentos emocionantes e incluso nostálgicos. Para finalizar la noche, qué mejor que unas hot laps con un piloto profesional a bordo, que en medio de la oscuridad y con uno que otro barril, crearon un escenario como de película.

 

Al día siguiente, el Sol deja la introversión para por fin permitirnos disfrutar el clima tropical de la Ciudad Blanca en el Autódromo Yucatán. Sol, pista y autos, ¿qué más podemos pedir? Bajo el cielo yucateco, los Golf R se veían espectaculares, pues eran de color azul y amarillo metálicos, muy atractivos a la pupila.

 

 

Las actividades fueron de menor a mayor intensidad para ir conociendo el desempeño del 2.0 TSI con 290 caballos de fuerza, comenzando con un slalom. Al tener la transmisión DSG de 7 cambios, el Launch Control se activa poniendo la palanca en S, frenando a fondo con el pie izquierdo mientras que con el derecho aceleras. Al soltar el freno, el auto sale disparado y queda en nosotros dirigir el auto entre los conos para finalmente hacer una frenada súbita. Aquí notamos que la dirección es de lo más precisa y el balanceo de la carrocería es prácticamente inexistente.

 

Enseguida, la pista se dividió en dos para darle vueltas rápidas a las respectivas secciones, sirviendo como ejercicio para conocer el trazado. Si bien la tracción integral 4Motion está presente todo el tiempo, con los modos de manejo hay variaciones en su comportamiento, especialmente en Race, donde se siente que la tracción recorre las 4 llantas de acuerdo a las necesidades. Predomina el torque al frente, pero en curvas es posible sentir que las ruedas traseras traccionan para ir sobre rieles. El agarre que tiene es verdaderamente increíble, incluso en una pista que tenía poco de ser pavimentada.

 

 

Finalmente, llegó la hora de manejar por toda la pista y sentir cómo se comporta Golf R en todo su esplendor. Salimos de pits y en la primer parte de la pista dominan las curvas cerradas, poniendo a prueba tanto el chasis como el conductor. Es muy divertido tener que moverse rápido por ahí, con llantas rechinando y mucho uso de las paletas al volante. Pareciera que Kukulcán está presente tanto en el diseño de la pista como en el ambiente.

Siguen curvas más abiertas para finalizar con una recta donde rozamos 190 km/h para luego frenar duro. A pesar de que la temperatura rondaba los 30˚C, no se notó fatiga de los frenos, que por cierto, detenían al auto muy rápido y sin titubear.

 

 

En cuanto a la habitabilidad, sigue siendo un Golf pero de 3 puertas. Esto no deja de ponerlo como un auto poco práctico, pues hay portavasos y espacio en puertas y consola central para guardar llaves o un celular. Incluso tiene anclajes ISOFIX. ¿Alguien dijo bebés racing? La cajuela es la que conocemos de siempre, por lo que no habrá que batallar. Además, es un auto con enfoque al manejo en pista, sus potenciales compradores no se fijarán en eso.

 

Los acabados son de excelente calidad, con plásticos suaves, detalles que emulan fibra de carbono y una manufactura muy cuidada, casi premium.

 

A diferencia del resto de la gama, esta versión viene importada de Alemania y ya incorpora el facelift de media vida, con luces LED en un diseño más curvo al frente y de diodos que asemejan cuadrados atrás así como intermitentes dinámicas. Claro que por ser un R, hay detalles característicos como las fascias más anchas y con tomas de aire donde originalmente hay faros de niebla, difusor de aire trasero, escapes cuádruples, insignias R por todo el auto y rines de 19 pulgadas envueltos en unas chiclosas Pirelli P Zero.

 

 

Al interior, los asientos de corte deportivo están forrados en piel y tienen la letra R bordada en el respaldo, el volante es de diseño distinto y detrás de él vemos el cuadro de instrumentos con agujas azules, el color oficial. Aunque no es primordial en el desempeño, se aprecia una pantalla táctil actualizada, como la que conocemos en Tiguan.

 

 

Tardó en llegar, pero Golf R lo hizo en el momento justo, haciendo batalla a competidores muy duros y seguramente hará sufrir a más de uno, especialmente por tener de aliado el agarre de iguana, que traducido al idioma Volkswagen sería 4Motion así como un legado histórico que mantendrá a los fieles de la marca con el corazón rebozando de alegría. 

 

Checa más detalles de nuevo Golf R AQUÍ

 

 

sponsor

lo nuevo

motorblog tv

sponsor

motorblog tv

twitter

facebook