logo-motorblog
fullbanner
síguenos en:twitterfacebookyoutube
Pruebas
Share on Facebook

 

Chrysler Pacifica

Lujosa, cómoda y family friendly. Desde $919,900 pesos.

08/21/2017 06:00PM

 

Búscanos en Facebook y Twitter @motorblogmx

 

 

Motor

 

- Pentastar V6 3.6 litros, 287 hp, 262 lb-ft.

 

 

Transmisión

  

- Automática de 9 velocidades. 

 

 

Versiones y precios

 

- Limited: $919,900 (Unidad probada)

 

 

Well Done

 

- Diseño elegante.

 

- Versatilidad dentro de la cabina.

 

- Asistentes electrónicos de seguridad.

 

 

Recomendado Para Ti

 

Chrysler Pacifica es una opción para quienes verdaderamente viajan con absolutamente toda la familia y mil cosas de equipaje. Toma en cuenta el espacio y versatilidad de la primer minivan del planeta, Town & Country, con el refinamiento y lujo que se puede encontrar en el buque insignia de la marca, Chrysler 300 y el onsentimiento de ser el Utility Vehicle of the Year 2017, en EUA y Canadá.

 

 

Exterior

 

- Acentos cromados por toda la carrocería.

 

- Riel de puertas laterales oculto.

 

- Rines de 20 pulgadas.

 

 

Nunca antes una minivan había sido tan sofisticada, hasta ahora y es que al ver a Pacifica nos damos cuenta que realmente se trata de una camioneta deseable, con líneas suaves que le sientan bien, a pesar de sus masivos 5.1 metros de longitud.

 

Su cara es como la de una mamá que está siempre a la moda y tiene reminiscencias del Chrysler 200, juntando la parrilla con los faros y dándole ciertos acentos de cromo para darle luminosidad.

En la parte baja de la fascia vemos que ese detalle cromado es infinito, pues rodea toda el área de los faros de niebla y continúa por la parrilla. Los más observadores se darán cuenta que hay una cosa circular al centro, que es para uno de los sistemas de seguridad que abordaremos más adelante.

 

 

El lateral es colosal, donde realmente vemos que es un auto americano de la vieja escuela. Conforme vamos pasando la vista hacia atrás, se nota un crecimiento notable en altura y no intenta disimularlo.

Al igual que en el frente, desde este ángulo podemos observar cromo en espejos, ventanas, puertas y rieles de carga, cosa que le confiere elegancia. Por otro lado, también destacan las enormes ruedas de 20 pulgadas en doble tono.

 

En la parte posterior también hay cierto aire de Chrysler 200, aunque es más sencilla que los demás ángulos. Igualmente hay elementos cromados y una sección en negro brillante que une las calaveras, dando la impresión de estar unidas al cristal.

 

 

Interior

 

- Vestiduras en piel.

 

- Asientos tipo capitán en las dos primeras filas.

 

- Acabados en negro piano y gris satinado.

 

 

Sentarse en la cabina de Pacifica resulta un lugar cómodo por sus asientos, sobretodo en las dos primeras filas, donde son individuales y con varios ajustes. Hasta adelante podemos ver el tablero que fluye hacia el conductor y tiene una combinación de colores muy atractiva, que junto con las vestiduras en piel color café crean una atmósfera cálida.

 

Los materiales son suaves por donde se les toque y los que son plásticos duros resultan bien armados y resistentes a los niños que puedan ser rudos.  En el área de la palanca de velocidades y demás controles domina el negro piano, que se ve bien pero es muy fácil de rayar y en ciertas horas refleja mucho brillo hacia los ojos del conductor.

 

 

Otra cuestión que agrada bastante es el techo panorámico. ¡Es enorme y abarca las 3 filas! Para las dos primeras hay una tapa para ocultarnos de la luz pero incluso el cristal abre hasta la mitad, mientras que para los de la tercera fila hay una porción de cristal del tamaño de un quemacocos, que aunque no abre, sí da amplitud con la luz que ingresa. En las ventanas de la segunda y tercera fila tenemos cristales tintados y sombras, por lo que nunca habrá problema con el Sol.

 

 

Tecnología

 

- Apertura de cajuela y puertas corredizas con el pie.

 

- Doble pantalla trasera de 10” con DVD y Blu-Ray.

 

- Audio Alpine de 13 bocinas + amplificador.

 

 

Una de las fortalezas de Pacifica también radica en la cantidad de elementos tecnológicos que trae consigo, empezando por el panel de instrumentos, donde el conductor puede visualizar varios aspectos del manejo y estado del vehículo, a través de una pantalla a color de 7 pulgadas. De ahí, la otra parte dominante es la pantalla de infoentretenimiento de 8.4” que gestiona toda la multimedia (aunque queda a deber Android Auto y Apple CarPlay), aire acondicionado de tres zonas, sistema de navegación y funciones extra, como el plegado de cabeceras de la tercera fila, o la conexión/desconexión de varios sistemas de seguridad y conveniencia. De igual manera, cuenta con cámaras de estacionamiento 360 grados, cosa que se agradece muchísimo en un auto de poco más de 5 metros.

 

Como mencionamos, el aire acondicionado es de tres zonas y sí hay perillas y botones físicos para su control en las 3 partes, pero si se desea, también lo podemos controlar desde la pantalla. Algo que sólo viene ahí, es la calefacción y ventilación de los asientos delanteros.

 

Para las filas de atrás, hay dos pantallas enormes colocadas en el respaldo de los asientos delanteros, que son táctiles (así no tendremos problemas con los controles perdidos o sin pilas) y tienen varias apps para entretener a los niños en el camino, o si es un viaje por carretera, podemos ponerles una película en DVD o Blu-Ray. Inclusive, hay entradas VGA y HDMI para conectar consolas de videojuegos. Cada pantalla puede visualizar cosas distintas y tienen sus audífonos para que cada quien escuche lo que desee. Para la música, los botones del volumen y cambio de estación se encuentran detrás del volante y son muy fáciles de entender, a pesar de que no los vemos. Adelante, están los botones para la computadora de viaje y el control crucero.

 

 

Pensando en hacerle la vida más fácil a la familia, la cajuela y puertas eléctricas pueden abrirse de varias formas: desde la llave, desde el interior, presionando el botón correspondiente en la puerta a abrir o, el más divertido, dando una patada por debajo de la cajuela o puertas corredizas. Todas son de accionamiento eléctrico y emiten un sonido característico para alertar que van a moverse.

 

Pasando otra vez al puesto del conductor, notamos que los espejos se doblan eléctricamente al oprimir un botón y, si engranamos reversa, pueden bajar para ver mejor la banqueta. Esa opción puede desconectarse a petición. También, las ventanas, techo panorámico y todo lo que podamos imaginar tiene accionamiento eléctrico y automático.

 

 

Habitabilidad

 

- Consola central desmontable.

 

- Sistema de plegado de asientos Stow N’ Go para las filas posteriores.

 

- Espacios de almacenamiento en toda la cabina.

 

 

Las minivanes son autos muy configurables y aptos para prácticamente todo. Empezando hasta adelante, notamos que hay una vasta cantidad de lugares para colocar desde las monedas (de tamaños diferentes) hasta el celular, pasando por botellas y bolsas medianas. Curiosamente, uno de esos huecos tiene estampado en el tapete de hule la evolución de la minivan, desde la primer Town & Country hasta esta Pacifica. Igualmente, hay puertos USB y de 12 V para conectar celulares.

 

 

En las bancas traseras, hay mucho espacio en puertas y bolsas en asientos, pero la versatilidad mayor está en el plegado de los asientos, que pueden configurarse al gusto del usuario, incluso pueden esconderse en el piso del auto. La tercera fila es completamente eléctrica para bajar y subir, mientras que la segunda es de accionamiento manual pero muy sencillo.

 

Si tenemos las tres filas en su lugar, hay un espacio de carga suficiente para el super, con buena profundidad y ganchos en los respaldos. Para bajar esa fila basta con oprimir un botón y tendremos un piso completamente plano hasta llegar a la segunda fila. Es aquí donde podemos decidir si queremos llevar personas o muebles.

 

 

El techo tiene rieles de carga en color gris satinado, pero por el tema del techo de cristal, sería recomendable exclusivamente para cosas ligeras o una caja portaequipaje. Bicicletas irán mejor en el rack que cuelga de la cajuela, que viene como accesorio.

 

 

Manejo

 

- Motor V6 3.6 litros Pentastar con 287 hp.

 

- Transmisión automática de 9 velocidades.

 

- Suspensión independiente en las cuatro ruedas.

 

 

Lo primero que viene a la mente de cualquier persona cuando ve una minivan es que son lentas y torpes, pero realmente sorprende la suavidad y el empuje del V6. Sí, es un auto pesado y necesita de un gran motor para moverse, pero realmente se siente que tiene fuerza de sobra para pasar ratos divertidos. Eso, junto con la transmisión de 9 velocidades hacen que el andar se vuelva muy cómodo. Los cambios no se escuchan y al tener tantos engranes, ayudan a bajar los consumos.

Por cierto, Pacifica se olvida de la palanca de velocidades y opta por una perilla para pasar de P a D. Por si te lo preguntabas, no hay modo manual pero tiene modo L, ideal para remolcar.

 

Los primeros kilómetros existe una sensación rara, sobretodo al dar vueltas, porque por más que avancemos, sigue saliendo auto. Hay que ser cuidadosos en lugares estrechos, pero recordemos que existen cámaras laterales para visualizar que no le hagamos daño a las puertas o rines.

 

La suspensión, por su parte, es suave sin caer en rebotes innecesarios. Absorbe bien los baches, tomando en cuenta que pesa casi 2 toneladas y, como el conjunto motor-transmisión, tiene un enfoque hacia la comodidad.

 

 

Estacionarse es de lo más sencillo que puedes hacer en Pacifica. ¿Cómo? Tiene un sistema llamado Active Parksense que, al toque de un botón y las intermitentes, lee los espacios disponibles y nos manda la orden de cambiar a reversa. Es aquí donde nosotros sólo presionamos los pedales, pues el volante girará por cuenta propia. Al detectar el auto de atrás, Pacifica nos avisará que cambiemos a Drive de nuevo para realizar ajustes mínimos. El sistema puede estacionarse entre dos autos, o en batería, como suele ser en centros comerciales. Por si no deseas usarlo, tienes sensores de estacionamiento delanteros y traseros, además de la cámara de reversa que ya te contamos.

 

 

Seguridad

  

- Ocho bolsas de aire.

 

-Control crucero adaptativo.

 

- Sistema de mantenimiento de carril.

 

 

Sorprende que Pacifica cuenta con una vasta selección de equipo de seguridad, donde además de los sistemas tradicionales, como ABS, EBD, asistente de arranque en pendiente o monitor de presión de llantas, agrega otros que generalmente vemos exclusivamente en autos de lujo.

 

Uno es el control crucero adaptativo, que mediante el sensor circular en la parte baja de la fascia, detecta la distancia con respecto al auto de adelante. Nosotros elegimos qué tan cerca o alejados queremos estar de ese auto y, al tener el control crucero normal encendido, nos mantendrá siempre en un rango seguro. Si el coche de adelante frena, Pacifica frena por cuenta propia. Digamos que está un paso debajo de la autonomía.

 

Otro sistema es el de mantenimiento de carril, que no funciona en tránsito pesado porque resultaría muy intrusivo. Su función es leer las líneas que delimitan los carriles y, si nos estamos saliendo, avisará con sonidos, volverá más duro el volante para evitar que nos salgamos y tratará de regresar la camioneta al carril original. Para cambiar de carril, basta con darle un clic a las direccionales.

Además de esto, el monitor de punto ciego nos informa de vehículos que no vemos, gracias a un triángulo amarillo que prende en los espejos laterales.

 

Todos estos sistemas pueden activarse o desactivarse desde la pantalla central, así como pedir que emita o no ruidos, pues a veces es inquietante estar escuchando alarmas por todos lados y ver focos parpadear. Quizá sonidos más amigables resultarían mejor, pues a veces espantan más que el supuesto accidente que podríamos sufrir.

 

 

Conclusiones

 

 

Una minivan muchas veces supera a grandes Crossovers en temas de habitabilidad, sobretodo en la tercer fila de asientos y Chrysler Pacífica lo sabe, por eso viene con un equipo muy completo desde donde se le mire. Es una camioneta verdaderamente de lujo pero sin tener el logo, cosa que puede servir para no llamar tanto la atención.

 

A pesar de que muchos creen que este segmento ya no está vigente, nos pareció muy interesante que en las calles, la gente voltea a ver a Pacifica con cara de asombro, incluso mecánicos, lo que nos dice que están resurgiendo y qué mejor que con la opción chic del segmento.

 

Algunos criticarán el cambio de nombre, de Town & Country a Pacifica, pero una vez que te subes, entiendes que se trata de una gran evolución, de un vehículo que toma prestada la carrocería de su antecesora, para venir con nuevo corazón y alma.

 

Conoce todos los detalles y especificaciones de Chrysler Pacifica aquí:

 

 

 

 

 

sponsor

lo nuevo

motorblog tv

sponsor

motorblog tv

twitter

facebook