logo-motorblog
fullbanner
síguenos en:twitterfacebookyoutube
Pruebas
Share on Facebook

 

Chevrolet Bolt EV

Manejamos el eléctrico de Chevrolet. Versión única $696,100 pesos

07/13/2017 05:38PM

 

 

Búscanos en Facebook y Twitter @motorblogmx

 

 

By Bruno Dagio

 

Chevrolet Bolt EV es un hatchback totalmente eléctrico, que viene a complementar la oferta de Volt (eléctrico de rango extendido) en nuestro país y que ha recibido distintos premios, como el Auto del Año en el Autoshow de Detroit, Green Car of the Year o Auto del Año por la revista Motor Trend, en Estados Unidos.

 

Bolt EV ofrece un paquete de 5 baterías de ion-litio de 60 KwH montadas en la parte baja del auto para ofrecer un bajo centro de gravedad y alcanzan hasta 383 kilómetros de autonomía con la carga a corriente, teniendo el mayor rango dentro de los vehículos eléctricos disponibles en México. Esas baterías tienen garantía de 8 años y al finalizar su ciclo de vida, son recicladas para disminuir el impacto ambiental.

 

Para recargarlas, hay 3 opciones:

 

- Ultrarrápida: en 30 minutos tendrás 140 kilómetros de autonomía utilizando centros de 440 V, como los disponibles en centros comerciales.

 

- En casa: rango de 40 kilómetros en 60 minutos, con un cargador de 120 V que viene con la compra del vehículo y cuya instalación debe hacerse por profesionales.

 

- Convencional: mediante un cargador portátil que se conecta a cualquier enchufe, como si se tratara de un celular.

 

 

Mecánicamente hablando, Bolt EV tiene un motor equivalente a 200 hp y 266 lb-ft de torque, que alcanza los 100 km/h en 7 segundos. Nada mal para un auto de esas dimensiones. Por cierto, la distribución del peso es 50:50, lo que garantiza un manejo ágil y divertido en zona de curvas.

 

Nosotros salimos de las oficinas de GM, en Polanco, con dirección a Metepec y lo primero que hicimos fue pedir instrucciones vía OnStar. El servicio es excelente, pues las personas que contestan son muy amables y buscan la mejor solución a tu problema. Eso sí, a veces hay problemas de recepción pero con cancelar la orden y volverla a hacer se arregla. Una llamada basta para recibir las indicaciones al auto y en el camino, nos conectamos al WiFi 4G LTE Hot Spot, siendo el único auto que lo incorpora en el país, para descargar Android Auto. La recepción es buenísima, parece el internet de nuestras casas y podemos conectar hasta 7 dispositivos. Al emparejar el celular con la pantalla de 10.2 pulgadas, visualizar la música y otras aplicaciones es muy fácil. Quizá el ángulo resulte molesto en ciertas horas, como el mediodía, pues se refleja mucho la luz del Sol, pero realmente no es nada grave.

 

Además de OnStar 4G LTE, Bolt EV incorpora 10 bolsas de aire, monitor de punto ciego, cámara de reversa, alerta de abandono de carril y alerta de tráfico cruzado.

 

Para comprobar que Bolt EV es realmente útil en trayectos citadinos, el inicio del viaje fue de subida, así que los 409 km que marcaba la computadora de viaje fueron bajando. Para evitar que eso pasara, hay dos formas de regenerar energía, una es el Regen On Demand, que es una palanca de lado izquierdo del volante que frena el auto y recupera la energía cinética para almacenarla, mientras que el otro es One Pedal Driving, que cuando ponemos la palanca en Low (L) y soltamos el acelerador, el auto frenará por sí solo.

Al ir de subida y usando el frenado regenerativo, es extraño sentir que el coche frena duro y al acelerar, es aún más extraño no escuchar nada y sentir que nos movemos con mucha rapidez.

 

Llegamos a la carretera México-Toluca e hice uso del modo Sport así como aceleradas fuertes para verificar que los eléctricos son tan potentes como un hot hatch…y es completamente cierto. Al llegar a la Marquesa, con ganas de recuperar energía, puse el auto en L y activé el control crucero para mantener una velocidad constante y para mi sorpresa, la autonomía sube con gran facilidad. En modo L y soltando el acelerador, el auto frena duro y después de unos kilómetros, se le agarra el truco, pues el chiste aquí es modular el acelerador para frenar, como si fuera el pedal del freno, pero a la inversa. Aquí comprobamos que sí es posible manejar usando sólo un pedal.

 

En curvas, no hay balanceo de la carrocería y la suspensión tiende a ser firme, que si pasamos por pavimentos en mal estado, resultará incómodo. Realmente tiene manejo de auto deportivo. Por otro lado, la dirección tiene el peso adecuado en todo momento, sin resultar artificial. Sinceramente, me la esperaba completamente aislada del camino, como si fuera un videojuego.

 

Durante el camino es curioso mirar a la gente que ve a Bolt EV con cara de -¿qué es eso y por qué no hace ruido?- además de que cuando aceleramos con fuerza, el auto despega como bala y al llegar a una parada, la gente se impacta aún más.

 

Llegando a Metepec, tomé una salida incorrecta e inmediatamente el sistema de navegación detecta el error y pregunta si queremos ser dirigidos al mismo destino, que con comandos de voz respondemos afirmativamente. El sistema entiende muy bien nuestras voces y actúa rápido, lo que se agradece cuando estamos en territorio desconocido.

Al llegar a la primer meta, nos entregaron unos cafés y panecillos, ocupando varios huecos que hay por la cabina. Al no tener una transmisión tan compleja como un auto de combustión interna, en la consola central hay un espacio verdaderamente enorme.

 

Toca cambio de piloto y de regreso a la Ciudad de México. Si manejando se nota una gran aceleración, siendo pasajero es más sorprendente, posiblemente porque no vamos al tanto de los pedales y sin ruido que nos detalle el poder del motor.

 

En la carretera de regreso, alcanzamos poco más de 160 km/h y es prácticamente imperceptible, con excepción del sonido del aire, que no es mucho. Los carros que van adelante, se orillan al ver una bala naranja con formas futuristas acercándose cada vez más.

 

Ahora, en cuanto a materiales percibidos, todos son plásticos duros que se ven muy bien, pero algunos, como los de las puertas o consola central, son similares a los usados en Spark. El volante también es de plástico y los más quisquillosos podrán estar en contra de ellos. En el tablero hay detalles contrastantes en blanco que se ven y sienten mejor que las puertas. Eso sí, los ensambles son perfectos.

 

Los asientos, por su parte, son de tela gris claro y tienen buen mullido. Los asientos delanteros son angostos, personalmente muy acorde a mi fisionomía y abrazan bien, lo que incita a un curveo más intenso. Se nota que es un auto para manejar tanto en ciudad como en carreteras de montaña.

 

Llegamos finalmente a Polanco, con una autonomía de 284 km, que con la mitad del camino con subidas y cambio de conductores, uno más intenso en aceleraciones que el otro, comprobamos que Bolt EV realmente es un producto muy capaz de realizar viajes cercanos a la ciudad, sin preocuparse de la carga energética.

 

Chevrolet Bolt EV está disponible únicamente en 5 ciudades (CDMX, Guadalajara, Monterrey, Querétaro y Puebla) en ciertos distribuidores con un costo único de $696,100 pesos.

 

 

sponsor

lo nuevo

motorblog tv

sponsor

motorblog tv

twitter

facebook