logo-motorblog
fullbanner
síguenos en:twitterfacebookyoutube
Pruebas
Share on Facebook

 

Toyota Highlander

Después del facelift, el crossover japonés está mejor que nunca.

06/20/2017 11:33AM

 

Búscanos en Facebook y Twitter @motorblogmx

 

Motor

 

3.5 litros, V6, 295 hp, 248 lb/pie.

 

 

Transmisión

 

Automática secuencial de 8 velocidades

 

 

Versiones y precios

 

- LE: $564,900

 

- XLE: $650,100

 

- Limited Panoramic Roof: $712,900

 

- Limited Blu-Ray: $736,600 (Unidad probada)

 

 

Well Done

 

- Espacio, habitabilidad y comodidad interior.

 

- Lujo discreto.

 

- Espacio de cajuela con la tercera fila en su lugar.

 

 

Wish List

 

- Cámaras 360 grados.

 

- AWD con modos de terreno.

 

- Estribos, aunque fueran opcionales.

 

Recomendado para ti

 

Para aquellos que viajan con toda la familia, equipaje de sobra y hasta con el perico, sin duda encontrarán en Highlander una gran opción para llevar todo eso que quieren y mucho más con el estilo y comodidad de business class.

 

 

Exterior

 

- Faros y calaveras con tecnología LED.

 

- Líneas cromadas que acentúan su carácter.

 

- Rines bitono de 19 pulgadas.

 

No importa desde dónde se le vea, la silueta de Highlander es imponente, pero eso no quita que se vea estilizada, gracias a algunos toques en cromo y elementos decorativos que resaltan con el color de la carrocería, es que adopta una apariencia más fashion.

Específicamente la unidad que nos tocó manejar, en un color bronce, resalta muy bien lo anterior mencionado y no le pide nada a una marca de lujo.

 

Los extremos del vehículo recibieron hace poco una manita de gato para mantenerlo vigente y con mayor similitud al resto de la gama Toyota, donde destacan los grupos ópticos que ahora recurren a LED’s y algo más de diseño en ambas fascias, siendo la delantera la que tiene barras horizontales de mayor grosor y con acabado aluminio para darle un aire más deportivo.

 

A los costados se aprecian unos arcos de rueda bastante prominentes y con el contorno en plástico negro. Los hombros del auto son altos y muy cercanos a las ventanas, lo que da una imagen de fortaleza por donde sea que ruede.

 

 

Interior

 

- Vestiduras en piel.

 

- Asientos con memorias, calefacción y refrigeración.

 

- Techo panorámico.

 

Entrar en Highlander es dar un gran paso (literalmente) hacia la comodidad, pues todo nos invita a estar en paz. Empezando por los asientos, son inmensos y muy suaves, de ajuste eléctrico para los ocupantes delanteros. A su alrededor, encontrarán muchos compartimentos para guardar desde un celular hasta un bolso de mano de tamaño mediano. Entre esos espacios, uno muy práctico es el que aborda prácticamente todo lo ancho del tablero y con una superficie antiderrapante, para que llaves, teléfonos y monedas no anden moviéndose todo el tiempo.

Bajando a la consola central, encontramos un descansabrazos que esconde un espacio inmenso, con una charola incluida y dos portavasos.

 

Un detalle que nos recuerda que vamos a bordo de un vehículo familiar es el espejo 180 grados que está en el techo, junto a los botones de luces, y que al bajar por completo nos deja un compartimento para lentes.

 

Todo lo que tocamos es de tacto suave, aunque las molduras en color aluminio del interior bien podrían adoptar mayor calidad, porque se sienten fáciles de dañar si se lleva algún objeto que raye el acabado. Los botones para funciones como la desactivación del control de tracción o el modo “snow” son fáciles de ubicar y entender pero, igual que las molduras, podrían sentirse de mejor calidad. No es que estén mal, pero para el precio podrían ser más sofisticados.

 

 

Tecnología

 

- Pantalla táctil de 8 pulgadas.

 

- Sistema de audio JBL con 12 bocinas y un amplificador.

 

- Cajuela eléctrica.

 

Dentro del cambio de media vida, se le ha dado a Highlander un ajuste para mantenerlo vigente y vaya que ha quedado bien. La pantalla de infoentretenimiento es bastante sencilla de operar y de muy buena respuesta. Desde ella podemos controlar nuestra música, ver los mapas y tener una mejor visibilidad trasera gracias a la cámara de reversa.

Hablando de cámaras, creemos que le hace falta tener el sistema de visión 360 grados porque al entrar en lugares estrechos resulta difícil hacerlo sin preocuparse de darle un golpe. Probablemente la práctica elimine ese temor, pero mientras sucede, podríamos rayar los rines o abollar la puerta.

 

Dentro de los elementos eléctricos que nos ayudan en el día a día, encontramos una cajuela de apertura automática al presionar un botón, donde al interior de la tapa se ubican tres de las bocinas, lo que da muy buena profundidad al escuchar nuestras canciones favoritas. Y si de canciones en dispositivos electrónicos se trata, Toyota nos ha dotado de varias entradas USB de 2.5 amperes para que los celulares carguen rápidamente, además de las clásicas tomas de 12 voltios y una toma de corriente casera, por si quieres cargar una computadora, y que está ubicada en la segunda fila de asientos.

 

 

Habitabilidad

 

- Configuración de asientos 2:2:3.

 

- Cajuela de doble fondo.

 

- Espacio de carga totalmente plano con los asientos abajo.

 

Al encontrar nuestra posición adecuada para manejar, nos damos cuenta que todo está bajo nuestro dominio, y es gracias a que vamos a bordo de una camioneta muy grande. Al principio es extraño circular en un carril sintiendo que ocupamos dos pero después de unas cuadras eso desaparece.

 

La segunda fila es donde brilla este SUV, pues los asientos son iguales a los de adelante y eso nos da mayor posibilidad de ir a nuestras anchas, sobretodo si recordamos que podemos regular el aire acondicionado independientemente así como la longitud de los asientos. Por si fuera poco, hay dos portavasos y una charola para esa fila que se pueden ocultar cuando no se necesite. Si se quiere  viajar con mayor comodidad, basta con colocar las persianas de las ventanas para ocultar el molesto Sol en esos viajes por carretera.

El techo panorámico es una delicia, inundando de luz y frescura toda la cabina, pues es enorme. Si no queremos estar tan en contacto con la naturaleza, la persiana tapa por completo el Sol.

 

Además, hay una tercera fila, que es corrida y abatible para generar más espacio de carga cuando se requiera. En dicha fila contamos también con anclajes ISOFIX para las sillas de bebé, pero también puede ser usada por adultos. Eso sí, sería durante trayectos cortos porque la cintura va muy baja y las rodillas muy arriba, entonces después de un tiempo resulta incómodo pero nada grave. Recordemos que la segunda fila se regula en distancia, lo que ayuda a aumentar el espacio para pies.

Por ir hasta atrás, Toyota no se ha olvidado de agregar portavasos y huecos donde se pueden colocar varios objetos.

 

¿Y la cajuela? Bueno, si todas las filas están en su lugar, el espacio de carga es similar al de un hatchback subcompacto, con lugar para un par de maletas medianas y algo más en el falso fondo. Pero si abatimos la tercera fila, todo cambia drásticamente, hay espacio para mucho equipaje.

Una gran ventaja es que no hay un tope en la fascia que nos haga la vida más complicada, es todo plano y se agradece cuando cargamos objetos pesados o con formas no tan rectas, como una bicicleta.

Si quieres meter una bolsa en la cajuela o si tus perros necesitan aire fresco, el medallón de la cajuela abre independientemente al oprimir un botón.

 

 

Manejo

 

- Motor V6 con 295 caballos.

 

- Caja automática con modo Sport y Snow.

 

- Control crucero y pantalla de información.

 

Ponerse a bordo de un vehículo de estas dimensiones es imponente: sientes que eres dominante en todo momento al tener una visión desde lo alto y poder defender tu espacio como todo un guerrero.

Al poner la palanca en D y arrancar, lo primero que salta por falta de costumbre es que cuando soltamos el pedal del freno, no hay ningún movimiento. Pisando el acelerador, es fácil modularlo si es que no queremos tanto impulso, en parte porque es un auto que pesa bastante. Sin embargo, conforme agarramos velocidad, esa sensación de peso se pierde y todo es muy silencioso, desde el rodar de las llantas hasta el motor.

Los frenos, por su parte, tienen un tacto esponjoso y con mordiente hasta después de cierto recorrido del pedal. Cuidado con los primeros kilómetros.

 

En cuanto a la suspensión, filtra bien las imperfecciones del camino y en curvas se siente balanceo, natural por las características del vehículo.

 

Una adición muy buena para el motor tan grande es que para moverse en ciudad hay un testigo con la palabra Eco que nos dice si estamos manejando con poco consumo de combustible. No existe un botón para activarlo, sino que es una “premiación” para cuando manejamos uniformemente y cuidando de los pingüinos.

 

A pesar de su look agresivo y gran tamaño, la tracción es delantera. Un AWD hubiera caído de maravilla porque la concepción de Highlander se presta para hacer rutas de montaña por caminos de terracería. A lo mejor una perilla selectora de terrenos junto con la tracción integral nos invitaría a salir de la ciudad con mayor frecuencia.

 

 

Seguridad

 

- Ocho bolsas de aire.

 

- Monitor de punto ciego.

 

- Anclajes para sillas de bebé.

 

De serie contamos con 8 bolsas de aire, de las cuales, las de cortina llegan hasta la tercera fila de asientos, protegiendo las cabezas de quienes viajen hasta atrás. Pero como la idea no es hacer uso de ellas, elementos como el monitor de punto ciego en los retrovisores nos indica de autos vecinos que no vemos, pudiéndose apagar a voluntad. También, los frenos cuentan con ABS, EBD y asistente de frenado, cuya función es oprimir un poco más las balatas para detenerse en menor distancia.

La estructura de Highlander es fuerte, con varias barras que la refuerzan, cosa que le ayudó a conseguir un alto puntaje en pruebas de impacto del IIHS.

 

Como mencionábamos antes, en las dos filas traseras hay anclajes ISOFIX para colocar sillas de niño y cinturones de tres puntos para los no tan niños. Por cierto, los cristales a partir de las puertas traseras son tintados de origen, así que no se ve nada desde afuera.

 

 

Conclusiones

 

Viajar con la familia entera como si fuera un vuelo de primera clase no es cosa fácil. Sin embargo, Toyota ha puesto soluciones muy interesantes a Highlander para volverla la favorita del mercado. Los únicos puntos de mejora serían el espacio para la tercera fila y el sistema AWD, aunque realmente no son cuestiones que alejen al posible comprador y que es similar al de su competencia.

Otro punto muy importante es que para el nivel de equipo que tiene, no lo aparenta, y eso es algo que se agradece dadas las situaciones de seguridad actuales, donde pasar desapercibido es lo mejor.

 

Conoce todos los detalles y especificaciones de Toyota Highlander aquí:

 


 

 

sponsor

lo nuevo

motorblog tv

sponsor

motorblog tv

twitter

facebook