logo-motorblog
fullbanner
síguenos en:twitterfacebookyoutube
Pruebas
Share on Facebook

 

Audi RS Q3 Performance

Manejamos Audi RS Q3 Performance con 367hp y tracción Quattro.

04/19/2017 06:00PM

 

 

 

Búscanos en Facebook y Twitter @motorblogmx

 

 

 

Motor Facts

 

- Audi Q3 en todas sus versiones viene de España, donde se fabrican los SEAT Ibiza y León.

 

-Monta el mismo motor que su primo RS3.

 

- El desempeño es digno de pistas de alto rendimiento.

 

-  Con el sistema de tracción Quattro estaremos siempre adheridos al asfalto.

 

- A pesar de ser la versión más rabiosa, el diseño no llama tanto la atención.

 

 

Motor

 

5 cilindros en línea, 2.5 L TFSI, 367 hp, 465 Nm. (Unidad probada)

 

 

Transmisión

 

S Tronic de 6 velocidades.

 

S Tronic de 7 velocidades (Unidad probada).

 

Versiones

 

RS Q3 Performance: $1,059,900 (Unidad probada).

 

 

Well done

 

-Diseño deportivo pero discreto.

 

-Desempeño del motor.

 

-Habitáculo envolvente.

 

Wish List

 

-Audi MMI actualizado.

 

-Start&Stop más suave en su operación.

 

-Más modos de manejo.

 

 

Comprar un crossover compacto con altas prestaciones puede resultar en un vehículo tosco, sin embargo, Audi RS Q3 Performance resulta discreto a ojos de quienes no conozcan el poder que guarda bajo el cofre.

 

Todos sabemos que Audi representa lujo, pero su submarca RS saca lo mejor de cada modelo y no falló con la camioneta más pequeña de los cuatro aros, donde además de tener un tamaño ideal para la ciudad y familia, puedes desafiar tus mejores tiempos en tu circuito local. 

 

Exterior

 

Clásico de Audi, el diseño es sencillo y sofisticado, esta versión añade fascias agresivas, acompañadas de unas barras en color acero y una parrilla que domina el frente con el trazado hexagonal. Un interesante detalle es que debajo de esta parrilla hay otra mucho más pequeña con la palabra Quattro pintada en color gris, lo que denota la capacidad de agarre que tiene.

 

Los rines, por su parte, son de 20 pulgadas en color titanio y están enmarcados por unas llantas de perfil muy bajo y que asoman de forma sugestiva los calipers rojos.

 

Nuestra unidad era de color rojo, bastante atinado para resaltar sus capacidades y que contrastaba muy bien con el resto de los elementos como los espejos gris mate.

 

De las partes que sufrieron mayor rediseño fueron los grupos ópticos con unos faros rectangulares que tienen la ceja de LED desde la parte superior hasta llegar a la parte baja por el exterior de la unidad, mientras que las calaveras reacomodan la distribución de luz de su interior para dar cabida a unas intermitentes pulsantes, como las del R8 que probamos hace poco.

 

Interior

 

Abrimos la puerta y lo primero que salta a la vista son los musculosos asientos de cubo forrados en piel negra con pespuntes blancos que dibujan un patrón de rombos, gran acierto para darle un aire diferente, pues de piso a techo, todo es monocromático. Afortunadamente cuenta con un techo panorámico que ilumina la cabina y también contribuye a una mayor sensación de espacios.

 

El tablero es prácticamente idéntico al de cualquier Q3, exceptuando una barra de fibra de carbono en el lado del pasajero y el volante, más ancho y achatado por abajo con piel perforada. 

 

Hay algunos elementos que son contradictorios, como el ajuste eléctrico para ambos pasajeros delanteros y un volante de posiciones manual. Tal vez estamos pagando más por el bloque.

 

Los mandos del aire acondicionado dual recuerdan al sistema que la marca usaba hace algunos años. Funciona bien pero, a lo mejor, una botonería horizontal más actual le vendría mejor. Los relojes son de fácil lectura y ver lo rápido que se mueven las agujas puede convertirse en un pasatiempo muy adictivo. La iluminación es blanca con rojo y el interior, de noche, luce muy bonito con los filos blancos de luz alrededor de las bocinas y en las manijas. 

 

Tecnología

 

Empecemos diciendo que tiene acceso sin llave y encendido por botón, aunque curiosamente la llave es la clásica de navaja que usa todo el Grupo Volkswagen. De ahí partimos hacia el cuadro de instrumentos que, en medio, lleva una pantalla a color que despliega información sobre el GPS o brújula, contactos del celular, qué escuchamos, así como algún aviso que requiera de nuestra atención. Esta pantalla se controla por medio de los botones del volante del lado izquierdo, mientras que del lado derecho se controla el sistema de info-entretenimiento.

 

Al centro del tablero sobresale una pantalla de 7” donde se controla prácticamente todo, desde ajustes básicos del auto, hasta el sistema de navegación. Esta pantalla no es táctil y tiene una resolución buena a secas; esperamos que en la siguiente generación sea más delgada y moderna.

 

Toda la información que ahí vemos se controla a través de una perilla debajo de la misma y alrededor hay botones atajo para acceder rápidamente a ciertas funciones. Volvemos a lo mismo, esta concepción es de los Audi de hace algunos años. (No nos malentiendan, se manipula bien, pero podría ser mejor o más actualizado con Android Auto y Apple CarPlay).

 

Eso sí, el sonido es excelente gracias al sistema de audio Bose® e incluso cuenta con lector de DVD pero no entradas USB. La pantalla también muestra la imagen de la cámara de reversa con guías dinámicas que, ayudado con los sensores de estacionamiento, facilita maniobrar este temperamental auto. La noche es inexistente cuando los faros con tecnología LED automáticos prenden. Adentro también hay iluminación LED, así que ya no hay pretexto para no encontrar las llaves que se te cayeron.

 

Habitabilidad

 

Al tomar el mando de conducción es fácil acomodarse por la gran cantidad de ajustes eléctricos que posee el asiento. Además, todo lo que tocamos es suave y de buena factura y la botonería, como buen auto alemán, está donde debe de estar. Las plazas traseras son adecuadas siempre y cuando no viajen personas altas porque la caída del techo limita el espacio. Lo mismo sucede con el espacio para piernas, es bueno si adelante van personas de talla mediana o chica.

 

La cajuela es de buen tamaño para dos maletas grandes o dos medianas y cuenta también con un hueco de lado izquierdo. Sencillo, simple y funcional. Podría pensarse que al viajar en un auto de las características dinámicas del RS Q3 habrían muchos ruidos interiores pero, para nuestra sorpresa, no fue así. Solamente hubo un traqueteo de un amortiguador delantero, probablemente por circular rápido en calles maltratadas, así que cuidado con eso.

 

Manejo

 

Darle vida a este RS Q3 Performance es un placer desde que escuchamos su ronquito motor. Al poner la palanca en D nos damos cuenta de que el acelerador, anclado al piso, es sensible, por lo que en tránsito intenso hay que ser cuidadosos. En calles vacías es inevitable pisarlo a fondo y embarrarnos al asiento, más aún si estamos en modo Dynamic, lo que aviva el auto entero y hace que alcancemos los 100 km/h en un abrir y cerrar de ojos, mientras que el sistema Quattro nos mantiene pegados al piso y es de gran ayuda para tomar las curvas con total seguridad.

 

 En modo Comfort resulta algo más dócil y cómodo al transitar por calles en mal estado. Recordemos que las llantas de perfil bajo y rines de 20 pulgadas, en conjunto con una suspensión deportiva, transmiten absolutamente todo al interior.

 

Los frenos también son brutales, pareciera que el tiempo se detiene al pisar a fondo y en ningún momento se siente titubeo por la diferencia de pesos. 

 

Vamos, ni siquiera se siente la típica vibración del pedal que indica el uso del ABS. En cambio, usándolos de manera normal y con tan solo tocar un poco el pedal, este Audi frena con fuerza, es una respuesta que se domina a los pocos kilómetros.

 

En tránsito intenso, el sistema Start&Stop puede llegar a ser algo molesto y lento en volver a prender el motor, lo que hace que conductores a nuestro alrededor se metan por delante. La caja S Tronic de 7 marchas es rapidísima y hace los cambios de manera imperceptible, invitándonos a ir más allá si la ponemos en modo manual y usamos las paletas detrás del volante.

 

Algo que creemos sería un acierto, es poder escuchar con mayor volumen el motor al interior de la cabina, sólo un poco, porque se pierde la emoción al manejar a velocidades legales. A lo mejor transmitir el sonido por medio de las bocinas serviría pero de verdad hace falta, para eso es esta versión, para llenarnos de adrenalina con cada metro que recorramos. 

 

Seguridad

 

Como es de esperarse, contamos con un gran equipo para protegernos de cualquier accidente. Claro que tiene 6 bolsas de aire que cuidan de nosotros en cualquier ángulo si es que los frenos perforados con ABS no nos detuvieron a tiempo.

 

Al tratarse de un deportivo de pedigree, tiene un bloqueo electrónico del diferencial, lo que funciona en conjunto con el sistema de tracción Quattro y nos ayuda a mantener la tracción y trayectoria al detener aquella rueda que esté patinando. Otras asistencias, como el control de estabilidad o el sistema antideslizamiento, combaten a la física, siempre y cuando no la sobrepasemos. Los niños se divertirán bastante en sus sillas, pues tiene anclajes ISOFIX tanto en los asientos traseros como en el del pasajero.

 

Conclusiones

 

Hacer que una camionetita tenga desempeño de deportivo no es tarea fácil, pero los ingenieros de Audi lo han logrado. El manejo es excepcional y dejará impactados a muchos si es que se desea exigirle al motor. Ahora, las opciones en el mercado son muchas y pagar arriba de un millón de pesos por este gran juguete con más de 300hp, no es cualquier cosa.

 

Tendrá detalles que son mejorables, como la interfaz del MMI, pero son cuestiones mínimas que un cambio generacional puede hacer y que no está tan lejos como parece. 

 

En definitiva, no son aspectos que harían girar la cabeza del posible comprador hacia otras marcas, pues además tiene la virtud de pasar desapercibido ante los que no conocen su potencial.

 

Aquella persona que decida comprarse un RS Q3 Performance, tendrá garantizada mucha diversión y la capacidad de pegarle el estómago a todos sus seres queridos en cada acelerón, que es la gran ventaja que ofrece este vehículo, a diferencia de, por ejemplo, un TT.

 

Conoce todos más detalles sobre Audi RS Q3 Performance aquí:

 

 

 

sponsor

lo nuevo

motorblog tv

sponsor

motorblog tv

twitter

facebook