logo-motorblog
fullbanner
síguenos en:twitterfacebookyoutube
Motornews
Share on Facebook

 

Volkswagen Beetle Final Edition 2019

Se nos va el ícono de anécdotas y emociones por generaciones en todo el planeta.

03/25/2019 09:00AM

 

Búscanos en FacebookTwitter @motorblogmx e Instagram @motorblogmx

 

By Bruno Dagio

 

Todo comenzó el 23 de marzo de 1954 cuando una marca de origen alemán pisaba México por primera vez para convertirse en una de las favoritas conforme el paso del tiempo. Ese primer auto germano era el mítico Vocho, de Volkswagen, quien se ganó el corazón del público de inmediato. ¿Quién no recuerda una historia familiar donde hace gala uno de estos autos? Tal vez para los que somos más jóvenes no hay tantos recuerdos mas que los taxis de la CDMX sin asiento del pasajero pero nuestros papás, tíos, abuelos y demás siempre hacen mención de viajes eternos a la playa con un ocupante en ese huequito detrás del asiento trasero. O qué tal las clases de manejo donde, a pesar de que se apagaba el Vocho al intentar arrancar, nunca se dio por vencido y acabó siendo cómplice de fiestas y romances. Incluso altos directivos de Volkswagen comparten estas experiencias, por lo que no es raro oír nostalgia en sus voces al despedir a esta leyenda.

 

Para 1964, Volkswagen comienza a producir el Sedán en México, aunque inicialmente en Xalostoc pero 3 años después se mudaron a Puebla. Hasta 2003, la fábrica estuvo en constante movimiento con la línea de producción de este modelo hasta que se jubiló con la unidad número 21 millones 529 mil 464. A pesar de ser un momento muy emotivo, ese hueco nostálgico quedaba lleno de cierto modo gracias al Beetle del siglo XXI.

 

El Beetle de los millennials comenzó su producción en la misma fábrica en 1998, bajo el nombre de New Beetle y que era exportado a todo el mundo. La primer generación tomó como base el Concept 1 y era de líneas muy redondeadas que gustaron mucho. Llamaba la atención que incluso las puertas y tablero tenían insertos al color de la carrocería, evocando al Vocho. Para 2006 sufre un rediseño que al pasar los años fue adoptando ediciones especiales, como los Beetle Barbie y Hot Wheels o el Edición 10 Años.

 

En el Museo del Automóvil en Puebla se pueden apreciar varios ejemplares especiales de Vocho y Beetle, incluyendo el RSi, del cual se fabricaron 250 unidades y montaba un V6 de 3.2 litros con 225 hp, caja manual de 6 velocidades y tracción 4Motion.

 

La segunda generación de Beetle llega en 2012 con una imagen más robusta y que también contó con varias ediciones especiales, como Dune, Sound o Xbox, mismas que se fabricaron en esta planta para todo el globo terráqueo.

 

Después de una breve visita a la fábrica de Volkswagen, que con el paso del tiempo se ha ido adaptado a prácticas más amigables con el medio ambiente como la captación de aguas pluviales o la no creación de residuos (plástico, madera, cartón y demás) mediante reciclaje, es que se consolida como una de las más importantes del Grupo Volkswagen. Además, es ahí donde llegan los autos de las marcas hermanas como SEAT, Audi, Lamborghini, Porsche y desde luego, los Volkswagen de otras latitudes.

 

 

Tras este recorrido tocó el momento de manejar el último Beetle de la historia y es curioso que siendo una persona joven, haya tenido tal nostalgia al despedir un auto con tal legado. Estéticamente lleva rines de 18 pulgadas con cara blanca y tapón cromado, emblemas Wolbsburg Edition, alerón trasero, espejos cromados, emblema Beetle retro, faros bi-xenón y calaveras LED.

 

Hay 4 colores disponibles: blanco, negro, azul (similar al denim) y el característico ReedBeige que recuerda al Vocho. Por dentro todos son iguales, con asientos en tela calefactables ReedBeige y tablero en el mismo color junto a una pantalla táctil de 6.5 pulgadas compatible con Android Auto, Apple CarPlay e incluso CD, aire acondicionado manual, techo panorámico, encendido y acceso sin llave, pedales en aluminio, iluminación ambiental y sonido Fender con subwoofer.

 

En el apartado de seguridad equipa frenos de disco en las 4 ruedas con ABS, control electrónico de estabilidad, sistema de control de tracción, asistente de arranque en pendientes, 4 bolsas de aire y monitor de punto ciego.

 

Bajo el cofre lleva un viejo conocido, el bloque con 5 cilindros de 2.5 litros y 170 hp junto a una Tiptronic de 6 velocidades que resultan suficientes para moverse con soltura y suavidad mientras recorres la costa del Caribe mexicano o, en nuestro caso, regresamos a CDMX. Es un motor que aunque tiene buenos números, es más bien progresivo en lugar de explosivo. Para despedir este auto nos hubiera gustado alguno de los propulsores turbo; sin embargo, el chasis es bueno pues la suspensión tiende a la firmeza sin ser incómoda y la sensación de los frenos es muy precisa.

 

De regreso a la capital, llegó la hora de festejar los 65 años de la marca en nuestro país y para ello anunciaron una colección de la joyería Tane con 24 piezas fabricadas a mano y en plata con motivos del Vocho, ya sea una rueda, cofre o silueta así como un obsequio a la alemana que fue un emblema para el cofre de Beetle Final Edition que se irá a exhibición, mismo que fue colocado por Jorge Ladrón de Guevara, un técnico que lleva más de 30 años en la planta y que trabajó en la línea de ensamblaje de Sedán, digo, Vocho y en años recientes con Beetle. Realmente un momento muy emotivo.

 

Ya está disponible Volkswagen Beetle Final Edition en las concesionarias del país con una producción limitada a 565 unidades con un costo de $410,065 pesos para que corras por uno porque seguramente serán codiciados por coleccionistas de todo el mundo.

 

 

sponsor

lo nuevo

motorblog tv

sponsor

motorblog tv

twitter

facebook