logo-motorblog
fullbanner
síguenos en:twitterfacebookyoutube
Motornews
Share on Facebook

 

Ruta C-HR

Manejamos el nuevo SUV compacto de Toyota.

03/26/2018 12:12PM

 

Búscanos en FacebookTwitter @motorblogmx e Instagram @motorblogmx

 

By Bruno Dagio

 

 

Motor

  

- 2.0 Litros, 148 hp, 142 lb-pie.

   

 

Transmisión

    

- CVTi-S de 7 cambios simulados con modo manual.

 

 

Versiones y Precio

  

- C-HR CVT: $359,900

  

 

Como bien sabemos, Toyota introdujo al mercado mexicano dos nuevo productos: C-HR, que es una mini SUV y Prius C, el primer híbrido subcompacto pero durante dos días pudimos ponerlos a prueba en una ruta por la Península de Yucatán que nos hizo disfrutar de su manejo, del paisaje, comida y compañía.

 

El primer vehículo al que le pusimos las manos encima fue C-HR, cuyas siglas quieren decir Compact High Rider. De primera instancia vemos líneas fuertes que son prácticamente idénticas a las del concepto de mismo nombre. Destacan los faros afilados, silueta coupé, manijas traseras ocultas en el poste C, alerón en forma de catamarán y calaveras arqueadas.

 

Por dentro hay una constante en forma de rombos en botoneras, símbolos de bolsas de aire, techo y tablero. Realmente se aprecia que Toyota quiere enamorar a un público joven y ser de los favoritos en el segmento de mini SUV’s, donde encontramos a Honda HR-V o Mazda CX-3, quienes son sus mayores competidores.

 

Manejamos de Chetumal a Tulum pero en el trayecto paramos en la playa de Mahahual, y que estos son alrededor de 377 kilómetros, donde conocimos el desempeño del 2.0 con 148 hp que van acoplados a una caja CVTi-S pero antes de emitir algún juicio de valor, cabe resaltar que está ajustada de tal manera que sea responsiva sin olvidarse de su función ahorrativa.

 

Al arrancar se siente que el auto tiene buen brío y en los primeros kilómetros pasamos por zona de topes para finalmente llegar a la carretera donde comprobamos lo que la gente de Toyota nos había explicado. Como la zona es plana, no hay tantas curvas para divertirse pero eso no es problema porque permite acelerar a lo que dé el motor. Cuenta con 3 modos de manejo (Eco, Normal y Sport) que afectan la respuesta del motor/transmisión e incluso del aire acondicionado. Lógicamente, el modo más divertido es el Sport pues permite exprimirle más jugo a la mecánica y es posible llevarla hasta 190 km/h camino a Mahahual, Quintana Roo. Como decíamos, no hay tantas curvas pero con las pocas que convivimos se percibe un chasis bien plantado en parte por la suspensión independiente y por la arquitectura TNGA. En caminos con pavimentos irregulares y topes que simulan banquetas hay buena absorción sin pecar de blanda.

 

Para las zonas de poblados que hay camino a Tulum es más práctico seleccionar el modo Normal porque resulta más amigable para la situación. Dependiendo de qué tanto estemos pisando el acelerador, se prenderá un testigo con la leyenda Eco, que ya es habitual en la marca como recompensa por tu manejo eficiente. Este será el estilo de manejo más usado, dejando un buen sabor de boca para quien necesite moverse a buenos ritmos sin forzar el motor dentro de las ciudades de México.

 

La cabina está muy bien ejecutada con plásticos suaves, negro piano y detalles en color aluminio además de tener todo lo que necesitamos para pasar las horas al volante, pues hay aire acondicionado de doble zona, 6 bocinas, luces y limpiadores automáticos y pantalla táctil de 7 pulgadas de respuesta rápida aunque esperamos que pronto Toyota incorpore Android Auto y Apple CarPlay. La visibilidad hacia afuera es mejor de lo que pensábamos. Eso sí, para estacionarse hace falta una cámara de reversa porque hay ángulos muertos importantes.

 

 

En cuanto al espacio, es cumplidor y 4 personas viajan muy bien aunque personas altas pueden llegar a sentirse comprimidas atrás después de unas horas. Los espacios para almacenar cosas son suficientes para cargar botellas, cables, celulares y lentes de Sol mientras que la cajuela es de un tamaño razonable con el equipaje necesario. Ayuda que la forma es cuadrada y el piso plano pero no tan profunda. Es aquí donde las formas conceptuales cobran factura. 

 

En cuanto a seguridad, cuenta con 7 bolsas de aire, ABS, EBD, BA, control de estabilidad y de tracción además de Brake Hold para mantenerla detenida en los altos y asistente de arranque en pendiente.

 

Toyota C-HR viene desde Turquía en una sola versión por $359,900 pesos pero de acuerdo a gente de la marca, en un futuro podrían haber un par de versiones más para acoplarse a las necesidades de nuestro mercado, pensando incluso en la versión híbrida.

 

La aventura con Toyota Prius C continúa aquí.

 

 

sponsor

lo nuevo

motorblog tv

sponsor

motorblog tv

twitter

facebook